08 de agosto de 2022

A la izquierda, simulaciones de la fragata; a la derecha, el almirante Roger de Lauria

A la izquierda, simulaciones de la fragata; a la derecha, el almirante Roger de LauriaAlonso Palacios

Armada Española  La fragata F-112 de última generación se llamará Roger de Lauria, el almirante que dominó el Mediterráneo

La Armada ha confirmado que la segunda fragata de la clase F-110 llevará el nombre del insigne marino Roger de Lauria. Precisamente el 20 de abril de 1283 Pedro III «El Grande» de Aragón nombró a Roger de Lauria almirante de su Armada en Sicilia, «al mando de la cual consiguió importantes victorias que apuntalaron el poderío naval aragonés en el Mediterráneo», como reza el mensaje difundido a través de sus redes sociales.
Las cinco modernas fragatas de la serie F-110 están llamadas a marcar un hito en la Armada. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presidió el pasado 6 de abril el acto con el que se inició la construcción de la primera fragata del programa F-110, que contará con una inversión directa de 4.320 millones de euros y generará 9.000 empleos directos e indirectos hasta el año 2031. El acto tuvo lugar en los astilleros de Navantia en Ferrol. El corte de chapa de la primera fragata F-100 marca más que un punto de partida para el proyecto, ya que supone un gran aldabonazo para la modernización de la Armada.
Acto del corte de chapa de la fragata, presidida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en los talleres de Navantia

Acto del corte de chapa de la fragata, presidida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en los talleres de NavantiaMoncloa

El Ministerio de Defensa propuso en su día, para cada una de ellas, el nombre de marinos ilustres de la historia de España: Ramón de Bonifaz (F-111), Roger de Lauria (F-112), Menéndez de Avilés (F-113), Luis de Córdova (F-114) y Antonio Barceló (F-115).
Los nuevos buques sustituirán a las seis fragatas de la serie F-80 (Santa María, Victoria, Numancia, Reina Sofía, Navarra y Canarias), al final ya de su vida útil, después de tres décadas en servicio.
La fragata F110 incorpora un mástil integrado

La fragata F-110 incorpora un sofisticado mástil integradoIndra

Roger de Lauria fue un insigne marino, almirante de Sicilia y después de la Corona de Aragón, símbolo de poderío naval en el Mediterráneo. Según la Real Academia de la Historia, De Lauria obtuvo su primera victoria naval sobre la flota angevina en aguas de Malta en junio de 1283, batalla en la que murió el almirante francés. «Esa victoria le aseguró el dominio en los mares cercanos. En los meses siguientes castigó las costas de Calabria y se apoderó de las islas de Ischia y Capri y también de algunas localidades de Calabria».
Estatua de Roger de Lauria en Barcelona

Estatua de Roger de Lauria en BarcelonaCreative Commons

Un año después, en junio de 1284, «con hábiles maniobras», subraya la Real Academia, logró que la flota angevina saliera del puerto de Nápoles «y la derrotó de manera contundente». Aquella batalla marcó el nacimiento de una figura mítica, cuya influencia militar ha perdurado a través de los siglos. «Cayó prisionero el regente del reino, Carlos de Anjou, hijo de Carlos I de Anjou y príncipe de Salerno, que se había embarcado en la armada, y con él la flor de la nobleza francesa que le acompañaba. Roger consiguió, además, la liberación de la princesa Beatriz, hermana de la reina Constanza, prisionera de los Anjou. La victoria obtenida le reportó una gran fama y desde entonces fue el terror de los Anjou».
De Lauria fue enterrado, como él mismo había dispuesto, en la abadía catalana de Santes Creus, «en el suelo, a los pies de la tumba del rey Pedro el Grande». La semblanza de la Academia apunta este colofón, que retrata en resumen al personaje: «El almirante fue uno de los hombres más influyentes y poderosos de la confederación aragonesa y (...) una de las personalidades más destacables de su época, así como el mejor de todos los almirantes; su dominio de la estrategia le permitió ganar todas las batallas, incluso cuando se encontraba en inferioridad numérica. Fue un hombre temido y admirado, incluso por sus enemigos». Cualidades que, sin duda, trata de homenajear la Armada al darle su nombre a la fragata que será uno de sus más valiosos activos.

Diseño futurista

Según consta en la descripción del programa elaborado en su momento por el Ministerio de Defensa, las F-110 están diseñadas para «escenarios de alta intensidad», con una importante capacidad de combate en todas las áreas principales de la guerra. Pero también podrán desempeñar cometidos relacionados con los perfiles de seguridad marítima y de apoyo a autoridades civiles.
F100 A nuevo

F100 B nuevo

Kindelán

Las características principales de las F-110 que destaca Defensa en el citado programa son:

características generales

  • Buque de escolta oceánicos, optimizados para operar en el litoral, para lo que sus sensores y armas están especialmente diseñados. Serán unidades polivalentes, capaces de operar en escenarios de alta intensidad y llevar a cabo misiones de media y baja intensidad de manera eficiente.
  • Desplazamiento en torno a 6.100 toneladas
  • Eslora en torno a los 145 metros
  • Manga en torno a 18 metros
  • Sistema de trincado y movimiento de helicópteros, mediante la combinación del sistema Asist y el sistema Mantis
  • Espacio multimisión que permite adaptar el espacio a las necesidades operativas de la misión, que incluye sistema de manejo de vehículos remotamente pilotados
    ​(Fuente: Ministerio de Defensa)
Navantia inició en el año 1996 el diseño de la fragata F-100. Más de 20 años después , la innovadora y nueva fragata F-110 nace con tecnologías de la industria 4.0. Un proyecto estratégico que por fin ve la luz.
Comentarios
tracking