25 de junio de 2022

Espectacular imagen del Darkstar

Espectacular imagen del Darkstar

Ejército del Aire  SR-72 Darkstar, el avión hipersónico que no existe... pero está en camino

Es indudable que la secuencia inicial de Top Gun: Maverick es trepidante. El personaje al que por segunda vez da vida Tom Cruise trata de llegar a una velocidad de Mach 10 en un avión supersónico en fase de prueba, el Darkstar. Este aparato fue diseñado por Skunk Works, el equipo de investigación avanzada de Lockheed Martin y no es más que un prototipo para la ficción. ¿O no?
Skunk Works trabaja sistemáticamente en el desarrollo de innovaciones tecnológicas, que van desde las capacidades sigilosas para evadir radares hasta aviones X (experimentales) que redefinen el «estampido sónico» (se produce cuando un objeto en movimiento supera la barrera del sonido.). Un abanico de capacidades muy próximas a la ciencia-ficción. De hecho, y al igual que la mayoría de los proyectos de Skunk Works, el equipo que apoyó la película y el desarrollo del avión Darkstar hizo su trabajo en secreto.
SR-72 Darkstar

SR-72 DarkstarKindelán

De hecho, el trabajo se hizo tan en secreto que el célebre productor Jerry Bruckheimer reveló que China cambió la órbita de un satélite espía para poder fotografiar el Darkstar. «La Marina de Estados Unidos nos dijo que un satélite chino giró y tomó una ruta diferente para fotografiar el avión. Pensaron que era real», relató.
Skunk Works es el grupo de tecnología avanzada de Lockheed Martin, el responsable de aviones de última tecnología que han marcado hitos en la industria aeronáutica, desde el bombardero invisible F-117 Nighthawk al caza F-22 Raptor o el F-35 Lightning II.

Capacidades reales

«Darkstar puede no ser real, pero sus capacidades sí lo son. La tecnología hipersónica, o la capacidad de viajar a 60 millas por minuto o más rápido, es una capacidad que nuestro equipo continúa promoviendo hoy al aprovechar más de 30 años de inversiones hipersónicas y experiencia en desarrollo y pruebas. La misión es defender y proteger a nuestra nación y aliados con el discriminador de la velocidad», dice la empresa, refiriéndose al Darkstar. Para situar en sus justos términos esta declaración de principios hay que tener en cuenta que las armas hipersónicas y la defensa aérea y antimisiles son prioridades clave del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Las tecnologías avanzadas de misiles y vehículos hipersónicos en las que trabaja Lockheed Martin se basan en tres patas:

Arma de respuesta rápida lanzada desde el aire (ARRW)

  • El programa Air-Launched Rapid Response Weapon (ARRW) desarrolla tecnologías complejas para vuelos de alta velocidad e impulsa las capacidades de ataque hipersónico. El programa ARRW incluye diseño, fabricación, integración y prueba.
  • Golpe rápido convencional (CPS) es un programa de desarrollo y prueba de misiles hipersónicos que permite un mayor alcance, un tiempo de vuelo más corto y una alta capacidad de supervivencia contra las defensas enemigas.
  • Arma hipersónica de largo alcance (LRHW)
    LRHW introducirá una nueva clase de misiles ultrarrápidos y maniobrables de largo alcance con la capacidad de lanzarse desde plataformas móviles terrestres.
El Darkstar diseñado por de Lockheed Martin

El Darkstar diseñado por de Lockheed MartinLockheed Martin

Lo que es un hecho es que, más allá de uno de los mayores éxitos cinematográficos de los últimos tiempos, la realidad para ir al menos tan deprisa como la ficción. De hecho, Lockheed Martin mantiene en la actualidad un plan conjunto de trabajo con la Fuerza Aérea, el Ejército y la Marina de Estados Unidos para «hacer una transición rápida de los conceptos hipersónicos desde el tablero de dibujo al campo de batalla a través de pruebas de vuelo eficientes y asequibles». Estos programas desarrollan soluciones hipersónicas «para lo que se avecina» e incluyen, por supuesto, los sistemas de defensa hipersónicos. El Darkstar no existe... pero llegará volando.
Comentarios
tracking