Edificio de Zara.com, en la sede de Inditex en Arteixo

Edificio de Zara.com, inaugurado en 2021, en la sede de Inditex en ArteixoIván Aguiar

El 'corazón' de Inditex en La Coruña se agranda con 450 millones en 5 años: del edificio de Zara al comedor

La multinacional textil ha construido desde 2019 un nuevo inmueble, encara la recta final de la obra de otro y proyecta dos espacios más

Como si tratase de emular a Google con su complejo de Mountain View, en California, Inditex construye lentamente su propia ciudad en su sede central del polígono de Sabón, en Arteixo (La Coruña). En los últimos cinco años ha puesto en funcionamiento unas nuevas dependencias para el departamento digital, encara la recta final de la construcción del nuevo edificio de Zara y se prepara para para ejecutar otros dos inmuebles. A estas cuatro actuaciones, destinadas a modernizar las instalaciones de la empresa y a hacer más amables los espacios exteriores, ha destinado un presupuesto que ronda los 450 millones de euros.

Los inmuebles más recientes del grupo textil siguen la línea arquitectónica: espacios amplios, con grandes ventanales, sencillos y en los que predomina el color blanco en el exterior. Esto puede verse claramente en las oficinas de Zara que ejecuta la compañía arteixana en la actualidad y en las que invierte 280 millones de euros. Se trata de una estructura basada en un diseño ordenado de «espacios de trabajo flexibles» con capacidad de adaptarse a «múltiples configuraciones» y que está ideada para optimizar sus consumos energéticos y alcanzar la autosuficiencia energética, según había detallado Inditex cuando se hizo público el proyecto. Las personas que transitan por la zona ya han podido comprobar estos días que la fachada ya está casi acabada y en ella destacan sus enormes cristales.

Obras en el nuevo edificio de Zara que Inditex construye en Arteixo

Obras en el nuevo edificio de Zara que Inditex construye en ArteixoIván Aguiar

En el edificio de Zara.com, inaugurado en 2021, se da una situación similar. El diseño de la fachada está compuesto de grandes módulos de vidrio y cuenta con acabados de colores claros, replicados también en la cubierta. La construcción de este espacio costó a la firma textil 130 millones de euros. Tanto este proyecto como el que está en construcción actualmente fueron diseñados por los arquitectos Enric Batlle Durany, Joan Roig i Duran y Albert Gil Margalef, del estudio barcelonés Batlleiroig, que trabaja desde hace años para el grupo textil.

La empresa tiene previsto realizar dos ampliaciones más. Una albergará un edificio para servicios generales al que destinará un presupuesto que alcanza los 22 millones de euros y otra es la construcción de un nuevo comedor para sus empleados, que tendrá un coste de 15 millones.

«Nos posiciona en cualquier sitio»

Carlos Calvelo, alcalde de Arteixo

Carlos Calvelo, alcalde de ArteixoIván Aguiar

La sede de Inditex se ubica en Arteixo. Su alcalde, Carlos Calvelo (PP), asegura que «todas las ampliaciones que haya en Inditex» implican «consolidar el futuro» del municipio porque «cuanto más crezca Inditex, más a poder crecer Arteixo». «Las nuevas construcciones perfilan un futuro importante y sobre todo una tranquilidad y seguridad para seguir creciendo y prosperando en nuestro ayuntamiento», indica el regidor, que ostenta la Alcaldía desde 2011.

Calvelo destaca la importancia de la actividad económica que genera la multinacional ya no solo en su propio ayuntamiento, sino en todo el área metropolitana de La Coruña. Explica que «hay una gran cantidad de trabajadores en nuestro ayuntamiento que trabajan y viven aquí en Arteixo» y también otros puntos como puede ser la propia ciudad. Además, recalca que la firma textil ha hecho famoso al municipio. «Tanto el corazón como la cabeza de Inditex están presentes en Arteixo. Eso nos posiciona en cualquier sitio de España y del mundo», señala.

Otro factor importante que destaca el alcalde es que la compañía también deja importantes montantes económicos en modo de impuestos. Cada vez que ejecuta un nuevo edificio debe abonar un 3,1 % en el Impuesto de Construcciones (ICIO). Esto, a modo de ejemplo, supuso que Inditex abonase cerca de seis millones de euros cuando puso en marcha el proyecto del nuevo edificio de Zara. Este dinero, según Calvelo, sirve para reinvertir en equipamientos para los vecinos.

Temas

Comentarios
tracking