José María Caneda

José María CanedaSD Compostela

Muere José María Caneda, histórico ex presidente del Compostela que se pegó con Jesús Gil

Consiguió llevar el club a Primera División y fue protagonista de varios momentos destacados, entre otros, una pelea con Jesús Gil

José María Caneda, histórico presidente de la Sociedad Deportiva Compostela, falleció en la madrugada de este lunes en Santiago a los 77 años de edad.

Caneda, original del barrio santiagués de Amio, tomó las riendas del club en 1988 y en sus primeros años como máximo responsable logró sucesivos ascensos tras caer hasta la Tercera División. Bajo su mandato y con Fernando Castro Santos como entrenador, el club subió a Segunda División B en la temporada 1989/90 y, en la siguiente, llegó a Segunda.

En la temporada 1993/94, el club santiagués consiguió su máximo hito: ascender a Primera División, en la cual permaneció hasta la 1997/98.

Hizo «realidad» el sueño compostelano

Tras trascender el fallecimiento de Caneda, la SD Compostela ha publicado varios mensajes en redes sociales lamentando la pérdida de quien hizo «realidad el sueño» de la capital gallega de llevar su equipo fútbol «a lo más alto». «Siempre estarás en nuestros corazones».

Una pelea con Gil

Caneda fue uno de los presidentes más afamados de la década de 1990. Uno de los momentos que quedó para la posteridad fue su pelea que mantuvo con Jesús Gil entre puñetazos e insultos en la antigua sede de la La Liga.

La trifulca llegó a los puños y, entre insultos de «calamidad» o "cabrón, ambos se enzarzaron en una pelea que tuvo que ser separada por los agentes de seguridad.

Años después, Caneda recordaba el incidente y destacaba que ambos tenían «un pronto» que les «traiciona».

Pero este no fue el único momento polémico de su carrera. Caneda se caracterizaba por su transparencia y la falta de filtro a la hora de hablar, incluso, con los periodistas. «Veo el Madrid nada más, no veo otro», aseguró. «Ahora veo más películas pornográficas», llegó a confesar. «Al final, lo que yo decía hace tiempo resultó ser verdad. Me preguntaban por qué les gusta tanto el fútbol a las mujeres, porque nadie contaba entonces con que hubiese fútbol femenino profesional. Pues porque son las que más saben de pelotas en el estadio», remató.

Comentarios
tracking