Viviendas en alquiler

Viviendas en alquilerEfe

Almeida lanza un innovador modelo de gestión del suelo para impulsar el alquiler

Esta iniciativa pretende regular a la baja el precio de los arrendamientos en los entornos donde se localizan las parcelas y en el conjunto de la ciudad

El Ayuntamiento de Madrid ha desbloqueado en los últimos siete meses doce planes urbanísticos que van a permitir la construcción de 22.900 viviendas de renta libre y en régimen de protección pública en Madrid durante los próximos años. Este incremento de la oferta del mercado inmobiliario permitirá aliviar la presión del valor de los inmuebles en la capital.

En cuanto a la vivienda de alquiler, los precios en la ciudad son elevados. Por esta razón, el Gobierno municipal va a iniciar la implementación de la Estrategia de Gestión del Patrimonio Municipal del Suelo 2023-2027.

El Ayuntamiento va a vender 12 parcelas residenciales de su propiedad destinadas a la construcción de viviendas libres, pero por primera vez, se establecerá que durante un plazo de 15 años los promotores deberán ofrecer rentas de alquiler asequibles a los futuros inquilinos.

Esta iniciativa pretende regular a la baja el precio de los arrendamientos en los entornos donde se localizan las parcelas y en el conjunto de la ciudad. Se van a construir 640 viviendas en ocho ámbitos.

Los distritos elegidos son: Arganzuela (Nuevo Mahou-Calderón); Chamartín (calle José Vasconcelos); Latina (La Medina); Carabanchel (Mercedes Arteaga); Puente de Vallecas (calle Doctor Sánchez y Sierra Toledana); Ciudad Lineal (avenida de Aroca-barrio Bilbao); Villaverde (El Espinillo), y Barajas (Sector Norte Corralejos).

Un cartel de 'Se Alquila' en Madrid.

Un cartel de 'Se Alquila' en Madrid.EP

Como novedad, las rentas para el alquiler de estas viviendas no podrán suponer un porcentaje superior al 25 % de los ingresos de la unidad familiar. Este porcentaje se reserva en específico para los jóvenes con una edad máxima de 35 años.

Requisitos

Las bases de la convocatoria establecerán un límite máximo de ingresos que se deberán acreditar, referido en todos los casos al conjunto de la unidad de convivencia y modulado en función del número de personas que integran la unidad y los niveles de renta.

Se pretende atender a estratos socioeconómicos afectados por la subida del alquiler que tienen difícil acceso a las viviendas de protección pública por razón de renta o circunstancias familiares y tampoco pueden acceder a una vivienda a precio de mercado.

Los arrendatarios siempre serán personas físicas y no podrán disponer de vivienda en propiedad en Madrid. Sólo podrán ser arrendatarias a la vez de una vivienda. Estará prohibido el subarriendo.

A la hora de adjudicar las parcelas se primará la propuesta que ofrezca mejoras en la reducción de la renta de alquiler de las viviendas construidas por debajo de la limitación de renta exigida en la licitación.

También se valorará la mejor propuesta edificatoria en cuanto a calidades, eficiencia energética en las construcciones o diferentes criterios de estrategia urbana. Por último, se valorará la propuesta económica más ventajosa.

Comentarios
tracking