01 de julio de 2022

Reducción de horas de Religión en las aulas

Una profesora imparte clase en un aulaGTRES

Denuncia a la reforma educativa planteada en el País Vasco: «Es propia de un régimen totalitario»

La asociación Hablamos Español lamenta que lo único que busca esta reforma es la sustitución lingüística del español por el vasco

La reforma educativa propuesta por el Gobierno del País Vasco no está siendo acogida con buenos ojos. La asociación Hablamos Español, que ha sido invitada para presentar alegaciones, señala que lo único que busca esta reforma es la «euskadunización», o lo que es lo mismo, la sustitución lingüística del español por el vasco pero, además, de una forma propia de «un régimen totalitario» con «tufos racistas y xenófobos», han criticado .
Aseguran que con este borrador de reforma el País Vasco se prepara para un escenario como el de Cataluña, buscando quitar por vía legal un sistema de líneas en cada lengua por uno de inmersión obligatoria en euskera. Para la asociación, este es «un proyecto de ingeniería social sin parangón en los países con cooficialidad lingüística, que destila xenofobia y que utiliza a los niños y jóvenes poniéndolos al servicio de la conservación de una lengua y de un proyecto político». Una queja a la que se han unido también desde el Partido Socialista, quien ha pedido que el vasco no sea «el único eje» de la reforma educativa y no se convierta en una «guerra entre partidos».
Para Hablamos Español «es deleznable y, por supuesto, ilegítimo», el objetivo de esta reforma educativa. «Hacer ver a los alumnos a través de la escuela que es mejor moralmente usar una lengua que otra es repugnante». Desde la asociación recuerdan que el idioma español es una de las lenguas más habladas del mundo, siendo oficial en 21 países frente al vasco que lo habla apenas un millón de personas.

Un modelo lesivo para los alumnos

«El modelo que parece proponer el borrador es claramente lesivo para el aprendizaje de los alumnos hispanohablantes, además de tratar de modificar sus hábitos lingüísticos y querer que ellos trasmitan a sus futuros descendientes las supuestas bondades de ser euskaldún frente a no serlo», lamentan.
Consideran que uno de los problemas de la reforma propuesta es que se basa «en unos postulados que rechazan que haya vascos cuya lengua habitual y propia sea el español, considerando eso moralmente indeseable y digno de ser erradicado utilizando el sistema educativo». Hablamos Español apunta: «olvidan a los grandes creadores vascos en nuestra lengua común», y que no es otra que el español.
Desde la asociación defienden que el único modelo lingüísticamente aceptable es aquel que permita, con verdadera libertad, elegir entre tres vías: enseñanza en español con el vascuence como materia obligatoria,
enseñanza en vascuence con el español como materia obligatoria y una tercera vía que suponga la utilización paritaria de ambas lenguas como vehiculares, al margen de que ambas sean materia obligatoria de estudio.
Comentarios
tracking