Fundado en 1910

22 de junio de 2024

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i), el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras (c), y el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi (d) en una imagen de archivo

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i), el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras (c), y el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi (d) en una imagen de archivoEFE

Elecciones País Vasco 2024

Fiesta en Junts y desolación en ERC por la victoria del PNV en las elecciones vascas

En ERC confiaban en que una victoria de Bildu impulsara su resultado en las elecciones del 12 de mayo

Los partidos independentistas catalanes, Junts y ERC, han vivido las elecciones vascas como una antesala de la batalla electoral que librarán ambos partidos durante las próximas semanas y que desembocará en la votación del próximo 12 de mayo.

Tanto los de Puigdemont como los de Aragonés se han implicado a fondo en la campaña vasca y si Jordi Turull, secretario general de Junts, participó en el mitin final del PNV en Bilbao junto al candidato a lendakari, Imanol Pradales, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, hizo lo propio interviniendo en el acto de cierre de campaña de Bildu junto a Pello Otxandiano.

La misma noche electoral Turull se apresuró a felicitar mediante la red social X a sus socios del PNV por su victoria electoral. Turull, además, aprovecho para escribir que «es una buena noticia el elevado porcentaje de voto soberanista en Euskadi» y remató su mensaje en X con su particular análisis del resultado electoral: «Más Euskadi y menos España como síntesis de los que han dicho las urnas».

Aragonés no quiso enmudecer y también en X escribió que «el resultado histórico de Bildu es una gran noticia. En el País Vasco crece indiscutiblemente la confianza en el independentismo de izquierdas». El mensaje de Aragonés no transmitía la euforia del de Turull.

Tras los mensajes de sus respectivos líderes los principales dirigentes de ERC y Junts se han lanzando a una carrera de felicitaciones y celebraciones para intentar capitalizar en Cataluña el resultado de sus socios en las elecciones vascas pero la realidad es que la victoria del PNV, que las encuestas no preveían, es un jarro de agua fría para la candidatura de Pere Aragonés.

En ERC confiaban en que una victoria de Bildu impulsará su resultado en las elecciones del 12 de mayo y que un Otxandiano ganador junto a Otegui pudieran ser actores importantes en su campaña electoral. ERC y Bildu concurren juntos a las próximas elecciones europeas y su alianza es muy estrecha, la derrota de Bildu es interpretada en Junts como un mal augurio para el actual inquilino de la Generalitat de Cataluña.

Por su parte la relación histórica entre el PNV y CiU quedó congelada tras la declaración unilateral de independencia de 2017 protagonizada por Puigdemont y el fracasado intento de mediación entre Rajoy y Puigdemont del exlendakari Iñigo Urkullu. En verano de 2023 las relaciones entre Junts y el PNV se descongelaron con una visita de Ortuzar a Waterloo, lugar donde Puigdemont ha permanecido fugado durante más de seis años.

Las relaciones entre Junts y el PNV se han retomado por el interés de común de ambos de sostener a Sánchez en la Moncloa mientras obtienen de él cuantas más regalías mejor pero dicha renovada amistad no ha cuajado aún en una lista conjunta a las elecciones europeas no tanto por que ambas partes no lo deseen si no por que el PNV tiene acuerdos con otros partidos nacionalistas como Coalición Canaria que han manifestado su incomodidad de compartir lista electoral con los de Puigdemont.

Comentarios
tracking