01 de julio de 2022

Spanish Queen Letizia during opening season of Conference Los puentes de las mujeres: propuestas desde el sur para el camino global

La Reina Letizia ultima su viaje a Mauritania del 1 al 3 de junioGTRES

Gente

Doña Letizia: siete consideraciones para Mauritania

Peculiaridades de la cultura local a tener en cuenta en próximo viaje oficial

La Reina Letizia ultima su viaje a Mauritania del 1 al 3 de junio. La historia de Mauritania, conflictiva y particular como la de tantos otros países africanos, hace que tener en cuenta ciertos detalles sea imprescindible.
1. Leblouh. Esta terrible tradición mauritana fuerza a las madres a engordar a sus hijas desde los 5 años. Y lo hacen a base de litros de leche de camella al día y de abundantes cereales. Llevan a las niñas a pesar entre 100 y 150 kilos a una temprana edad para así conseguir casarlas incluso antes de los 12 años. En Mauritania, la obesidad de la mujer es síntoma de belleza, de fertilidad, de riqueza familiar y – sobre todo– de ausencia de alguna enfermedad como el sida.
Leblouh

La tradición mauritana de leblouh

2. Es por ello que cuando la primera dama visitó España junto a su marido el presidente de Mauritania, Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani, hace un par de meses, la imagen de la primera comparada con Doña Letizia resultaba gigantesca. No sería mala idea que la reina acuda con ropa holgada que no acentúe su delgadez de estándar occidental y no chocar con la imagen de las mujeres locales.
3. El atuendo típico mauritano femenino es el Melahfa o Mulafa, pensado para proteger del sol y de las tormentas de arena del desierto. El Melhafa de ellas también sirve como hiyab para cubrir su cabello por motivos de su religión musulmana. La ropa es amplia para permitir cierto frescor y libertad de movimientos. Se trata de una tela colorida con la que se hace también un hiyab, aunque no se suelen cubrir la cara si no es necesario por las inclemencias. A veces ellas llevan un conjunto completo de camisa, falda y hiyab todo en el mismo color y tejido. Quizás sería una buena idea que la reina vistiese un Melhafa parcial sin velo como signo de respeto a su cultura en alguno de sus actos allí.
Mauritanian_women

Dos mujeres mauritanas

4. El atuendo de ellos es el Daraa o boubou y lo llevan con sandalias de piel de gazela. Ellos llevan bajo el boubou unos pantalones de origen persa llamados Sarouel y con un turbante que les cubre y protege los ojos, cara y boca en el exterior, el cheche or haouli, una tela de 3 a 5 metros en la que enrollarse para protegerse de las inclemencias. Ellos a veces llevan atuendo occidental, tal y como hizo el presidente mauritano en su visita oficial a España, por deferencia a nuestro país y nuestros reyes.
5. Estos atuendos, que nunca muestran las piernas ni en los casos de ellos ni de ellas, también les sirven para las frías noches cercanas al desierto. Tanto ellos como ellas no dejan ni su boubou ni su Melhafa aunque estén en el centro de la ciudad. Hechos de algodón o seda, se bordan profusamente o quedan sencillos como atuendos monocolor en tonos atractivos. Los de menor poder adquisitivo se conforman con un Drâa hecho a mano y los que pueden adamascan telas ricas. Hay una gran variedad de colores y materiales que Doña Letizia podría llevar incluso en falda, especialmente si fuese larga, para adaptarse a la tradición local.
Los Reyes en el almuerzo que organizaron en honor de Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani y la Primera Dama

Los Reyes en el almuerzo que organizaron en honor de Mohamed Ould Cheikh El Ghazouani y la Primera Dama

6. Mariem Fadel Dah, la primera dama de Mauritania, llevó en su visita a Madrid el típico Melhafa, vestido/velo/hiyab, añadiéndole además una redecilla negra transparente que cubría su nariz y boca, en parte por la tendencia a la arena desértica en el aire en Mauritania y en parte porque se trata de una reminiscencia musulmana. No olvidemos que la oficialmente llamada República Islámica de Mauritania tiene un alto porcentaje de su territorio ubicado en el mismo Sahara, si bien la mitad de los 4,4 millones de habitantes residen en la capital Nuakchot, situada en la costa atlántica.
7. Fundada por bereberes a partir del siglo III d.c y conquistada por los árabes en el siglo VIII, en Mauritania las mujeres visten de un modo más africano que las de los países árabes. Eligen mucho algodón por motivos de temperaturas y, aunque la religión oficial es el islam y casi todos sus habitantes son sunitas, hay varias etnias entre las cuales estarían los biedan o moros blancos, un 30% de la población, los moros negros o haratin, un 40% y una variedad de etnias subsaharianas. Tardaron en abolir la esclavitud hasta el 1981. Teniendo en cuenta la bajísima renta per capita del país y las condiciones de vida de muchos de sus habitantes, quizás interesa más un exceso de amabilidad con los mauritanos y su cultura que una muestra de vestidos de marcas españolas o europeas que ellos, por el momento, nunca llevarán.
Comentarios
tracking