29 de enero de 2023

j

Juana Reinosa está al frente del restaurante y catering Juanyta me mata!

Juanyta me mata, así es el catering que sirve en las fiestas de la Audiencia Nacional y la CEOE

Juana Reinosa abandonó su carrera como ejecutiva bancaria para abrir un restaurante y un catering que huye de protocolos desfasados y no atiende bodas ni comuniones

AJuana Reinoso le gusta rememorar los largos fines de semana metida en faena en la cocina con su padre, con las manos manchadas en harina y una copa de vino. Al final, ocurrió lo inevitable. Cambió los despachos del Banco Santander, donde trabajaba en el departamento de cuentas y comercial, por el delantal y los fogones. En 2011, abrió su restaurante Juanyta me mata!, en el número 60 de la calle de Diego de León. Se esforzó en dar con los mejores proveedores: el pescado procede de Pescaderías Coruñesas y la carne de Discarlux, la empresa cárnica de José Portas.
El éxito trascendió las paredes del restaurante cuando los médicos del hospital de la Princesa comenzaron a pedirle comida para llevar e incluso preparar almuerzos para servir en simposios. Así se fraguó la idea de crear su catering en 2013. «Huimos de los encorsetamientos y protocolos desfasados. Somos un catering con alma y cuando nos piden algo especial, lo aceptamos como un reto. No servimos en bodas ni comuniones porque me aburren muchísimo», declara Juana Reinoso.
El catering Juanyta me mata encontró un importante nicho de clientes en la CEOE, la Audiencia Nacional o la Fiscalía General del Estado, donde atiende eventos y celebraciones todos los meses. «Los clientes de la CEOE presentan un perfil muy empático y curioso. Les encanta conocer particularidades de los vinos que servimos en sus celebraciones, tendemos a bodegas chiquititas, de las diferentes denominaciones de origen de los quesos nacionales, el aceite, maridaje de sabores dulces y salados», comenta.
Uno de lo montajes de Juanyta Me Mata

Uno de los montajes de Juanyta Me Mata

Su cocina es de estilo mediterráneo y moderno, con concesiones a lo clásico, y un punto viajero, ideal para triunfar con toda clase de comensales. Entre sus imprescindibles, están el salmorejo, las mermeladas caseras, la mousse de piparras, los coulis, las torrijas, las crepes y las minitortillas de patatas, que siempre triunfan allí donde van.
«En un evento en la Audiencia Nacional, pusimos vasitos de salmorejo cordobés, una de nuestras especialidades. Entonces una fiscal con la que ya había hablado anteriormente y consensuado me dijo, con ese acento tan gracioso de los cordobeses: 'que sepas Juanita, que lo voy a examinar con detalle, porque el mío no se puede aguantar'». Los platos que antes se terminan en la Audiencia son los ibéricos, los chupa chups de foie e higos o el crujiente de ternera con teriyaki y la gyozas de rabo de toro.
Los panes, personalizados con el logo del catering, proceden de Panadería Jesús, una compañía familiar que, desde 1802, elabora panes y colines artesanos en Pozo Cañada, en Albacete. La mejor bollería dulce viene de Polesud, una empresa francesa. Los embutidos llegan a sus cámaras desde Guijuelo, cuna del mejor ibérico salmantino. Los quesos provienen de Galicia, Murcia y Cádiz y son todos pasteurizados.
Uno de los montajes del catering Juanyta Me Mata

Uno de los almuerzos de Navidad que sirve Juanyta Me Mata

La personalización, la atención y el cuidado del más mínimo detalle son también marca de la casa. «La parte estética de nuestros montajes es importante. Es habitual un comentario con las asistentes mujeres, aunque algunos hombres, hacen fotos y se las mandan a sus esposas. La verdad, esos detalles me encantan. El lado humano dejando huella».
Para esta Navidad han preparado cuatro menús a base de sus bocados más populares y de una selección de vinos —de las D.O. Rueda y Ribera del Duero, así como de la D.O.Ca.Rioja—. La contratación del servicio de copa navideña también incluye el montaje y el desmontaje, el servicio de camareros, la mantelería, el menaje y la cristalería.

Temas

Comentarios
tracking