24 de septiembre de 2022

Sarandë, Albania

Sarandë, Albania

Albania, el próximo destino de moda para el verano

Aunque ya comienza a llamar la atención de los turistas, Albania sigue siendo un tesoro por descubrir

La nueva Croacia, la alternativa a Grecia o el último secreto de Europa son algunos de los nombres por los que comienza a conocerse a una de las zonas menos visitadas del Mediterráneo. Playas paradisíacas, bosques encantados y atardeceres rosados son algunas de las muchas cosas de las que podrás disfrutar en un destino que comienza a ponerse de moda. Estamos hablando de Albania.
Situada entre Montenegro y Grecia, Albania cuenta con más de 300 kilómetros de costa salvaje sobre las rocas del Adriático y las arenas del mar Jónico. Coronada por la cordillera de los Alpes Dináricos, este país se está convirtiendo en el nuevo descubrimiento de turistas de todo el mundo por su cultura, sus playas y sus precios, mucho más económicos que en los países vecinos y otros destinos similares. De hecho, el diario británico The Telegraph la denominó la 'gran rival de Grecia'.
Pero, ¿qué es lo que tiene Albania que enamora a quien la visita?

La Rivera Albanesa, el Caribe europeo

Sin lugar a dudas, una de las zonas más llamativas de este país del sur de Europa es la que se encuentra entre Vlöre y Sarandë: 150 kilómetros de costa de playas de agua cristalina, la joya del mar Jónico.
Esta zona, a la que muchos conocen como el Caribe europeo, esconde un gran número de calas de aguas turquesas entre rocas y piedras blancas. Eso sí, es también la más propensa a la masificación, al ser una de las más populares. De hecho, serán muchos los locales que acepten tarjeta o euros. Eso sí, es imprescindible llevar en la cartera efectivo en la moneda local, el LEK.
Playa albanesa

Playa albanesa

En esta zona es obligatoria la visita a Ksamil, una península que se abre como parte del Parque Nacional de Butrinto desde la cual puedes ir nadando o en barco a las islas cercanas. Sin embargo, sus playas de arena blanca están controladas por los dueños de restaurantes y hoteles, por lo que se hace prácticamente obligatorio alquilar una tumbona y una sombrilla para garantizarse un lugar cerca del mar. El precio ronda los 8 euros (dos tumbonas y una sombrilla para todo el día).
Otras playas que no tienen desperdicio en esta zona son las de Pulebardhat, Pasqyrat y Manastiri, de piedra blanca y en las que suele haber menos gente.
Playa de Pulebardhat, Albania

Playa de Pulebardhat, Albania

Si te cansas de playa, también puedes visitar uno de los mayores yacimientos arqueológicos de Albania. En el Parque Nacional de Butrinto encontrarás una antigua ciudad griega reconocida por la Unesco como Patrimonio Mundial.
Butrinto, Albania

Butrinto, Albania

Y, por supuesto, tampoco puedes perderte una de las atracciones turísticas más famosas de Albania, el 'Blue Eye', un increíble manantial de aguas turquesas en las que podrás darte un refrescante chapuzón (10 ºC).
Blue Eye, Albania

Blue Eye, Albania

Si continúas viajando hacia Vlöre, al norte, puedes hacer parada en Lukovë, un pequeño pueblo costero conocido por sus terrazas de olivos, limones y naranjos, y la playa de Buneci, un lugar perfecto para descansar.
Muy cerca podrás encontrar la playa más extensa del mar Jónico, con unos 7 kilómetros de largo, Borsh, y el pueblo de Qeparo, que además de tener playas muy atractivas y un valle muy llamativo está situado en la ladera del monte Gjvlash desde el cual se puede observar cómo esta pequeña localidad se divide en dos partes: una aldea antigua, a 300 metros sobre el nivel del mar, y un pueblo nuevo, más cercano a la costa.
Continuando el viaje, Porto Palermo es otra de las paradas obligatorias. En esta pequeña península se encuentra un pequeño castillo del siglo XVIII y podrás ver un túnel que funcionó como búnker de submarinos soviéticos durante la República Popular Socialista de Albania, cuando el dictador Enver Hoxha se encontraba en el poder.
Por último, desde Himarë, uno de los pueblos más poblados de la rivera albanesa, con cerca de 30.000 habitantes, es muy recomendable hacer alguna de las muchas excursiones en barco que se ofrecen desde 20 euros por persona. En estos trayectos podrán observarse un gran número de calas vírgenes entre las que podrás elegir una en la que quedarte unas horas hasta que vuelvan a recogerte. La más famosa de todas ellas es Gjipe, una playa escondida entre los acantilados de un cañón.

Precios

Lo cierto es que Albania es un país muy asequible. En plataformas como Booking o Airbnb es posible encontrar habitaciones de hotel o apartamentos desde 22 euros la noche. De hecho, es posible encontrar hoteles de cuatro estrellas que ofrecen habitaciones por menos de 100 euros la noche.
La comida, una mezcla entre la griega y la italiana, es también muy barata. Por norma general, en cualquier restaurante de la costa podrás comer y beber por unos 10 euros.
En lo que respecta a los vuelos, como suele ocurrir, su precio depende mucho de la época del año y de la demanda. Entre los meses de junio y agosto pueden encontrarse vuelos desde España que rondan los 150 o 200 euros ida y vuelta mientras que en septiembre los precios pueden ser inferiores a los 100 euros.
Comentarios
tracking