29 de junio de 2022

Imagen de la concentración organizada el Madrid el 22 de noviembre

El próximo 26 de junio las calles volverán a llenarse en defensa de la vidaCada Vida Importa

Lucha por la Vida

La Asamblea por la Vida convoca una manifestación contra la ley del aborto

El próximo domingo 26 de junio los españoles están llamados a pronunciarse contra «la actitud y la estrategia del Gobierno contraria a la dignidad de la vida humana»

ante la aprobación por el consejo de ministros de la propuesta de reforma de Ley del Aborto, «llamamos a todos los hombres y mujeres que defienden la vida y su dignidad a iniciar una gran respuesta de movilización, necesaria para su defensa y promoción», se puede leer en el comunicado publicado por la Asamblea por la Vida, que junto a NEOS y la plataforma Cada Vida Importa han organizado una manifestación el próximo domingo 26 de junio a las 12 de la mañana en Madrid.
Su objetivo, según manifiestan, es «denunciar la actitud y la estrategia del Gobierno contraria a la acogida, cuidado y dignidad de la vida humana», que se ha materializado en el polémico anteproyecto de la ley del aborto, aprobado este martes en el Consejo de Ministros.

Razones por las que llaman a las conciencias de los españoles

  • Detener el proyecto, de naturaleza totalitaria y de ingeniería social impulsado por el Gobierno, y que se manifiesta en su legislación, práctica política y parlamentaria.
  • Defender la vida humana y la dignidad inherente a la misma en todas sus etapas, desde la concepción hasta la muerte natural. Por esta decisiva razón y apelando a esa dignidad nos oponemos a la regulación jurídica actual sobre al aborto, la eutanasia, el suicidio asistido, la experimentación con embriones humanos y todo atentado contra la protección de la vida humana.
  • Expresar nuestro más absoluto repudio a la nueva reforma de la regulación del aborto que – sin esperar a la decisión del Tribunal Constitucional sobre la actual normativa- aprueba el aborto decidido por menores entre 16 y 18 años sin consentimiento, ni siquiera conocimiento de sus padres, y elimina el requisito del consentimiento informado y que supone un recorte a la patria potestad.
  • Denunciar la grave irresponsabilidad que significa unir la práctica del aborto de menores, con la supresión de lo que ya era un menguado y limitado periodo de reflexión.
  • Rechazar la limitación del derecho a la objeción de conciencia de la ley, que obliga al señalamiento oficial de los objetores, con todo lo que de discriminación para su vida profesional conlleva ante la actual dirección política de la sanidad pública.
  • Proclamar que no es misión del Gobierno modelar a su antojo las conciencias y la moral de sus ciudadanos, ni de nuestros jóvenes y niños, ni lo que es verdadero o falso en el ámbito de la ciencia, de la historia y de la filosofía. El Gobierno debe arbitrar y moderar, pero no puede ser, a la vez, árbitro y jugador.
Comentarios
tracking