13 de agosto de 2022

l presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d); su esposa, Begoña Gómez (2d); el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel (3d); el presidente de Francia, Emmanuel Macron (c), su mujer, Brigitte Macron (3i); el primer ministro albanés, Edi Rama (2i), y su mujer, Linda Rama (i), a su llegada al Museo del Prado

l presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d); su esposa, Begoña Gómez (2d); el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel (3d); el presidente de Francia, Emmanuel Macron (c), su mujer, Brigitte Macron (3i); el primer ministro albanés, Edi Rama (2i), y su mujer, Linda Rama (i), a su llegada al Museo del PradoEFE

Tú también puedes celebrar una 'fiesta' en el Museo del Prado como Sánchez: ¿cuánto cuesta?

La sala XII, la joya de la corona que alberga Las Meninas, presenta la tarifa más cara de la pinacoteca

La imagen de Boris Johnson embelesado ante la pintura Carlos V en la Batalla de Mühlberg (1548), de Tiziano, neutralizó por unas horas su fama de tarambana y fiestero impenitente. Mientras que el resto de líderes políticos se divertían sacándose selfies, como Joe Biden, o hablaban por teléfono como Mario Draghi, el primer ministro británico sobresalió del grupo por su especial interés hacia las obras. Conviene recordar que Johnson se formó en las elitistas aulas de Eton College, estudió Filología Clásica en Oxford y siempre ha mostrado gran interés por la pintura.
La cena celebrada en el Museo del Prado el miércoles, donde Pedro Sánchez y su mujer Begoña Gómez recibieron a los líderes de la OTAN, se convirtió en una magnífica acción de marketing para subrayar el valor de una de las colecciones pictóricas de mayor calidad de Europa.
British Prime Minister Boris Johnson at the Museo del Prado during 32 edition of NATO (OTAN) summit in Madrid on 29 June 2022, Spain, Madrid

Boris Johnson ante 'Carlos V en la Batalla de Mühlberg', en el PradoSergio R Moreno

Los asistentes disfrutaron de un concierto de la Orquesta Sinfónica de Kiev y posteriormente, se dirigieron a la sala XII, donde Las Meninas se convirtieron una suerte de photocall, frente a la que los invitados se hicieron la foto de familia. Pedro Sánchez quiso presumir de sus conocimientos de pintura y se atrevió a explicar a sus invitados algunos detalles del lienzo de Velázquez.
Las fotos de los diversos líderes paseando entre cuadros, como si entablasen conversación con ellos, han dado la vuelta al mundo. Más de uno habrá fantaseado también con reservar alguna sala para celebrar un evento privado rodeado de arte. Algo que está al alcance de cualquier persona que quiera o pueda pagarlo.
U.S President Joe Biden at the Museo del Prado during 32 edition of NATO (OTAN) summit in Madrid on 29 June 2022, Spain, Madrid

El presidente Joe Biden, haciéndose selfiesGTRES

En la web del Museo del Prado puede descargarse un PDF «Eventos excepcionales en una de las mejores pinacotecas del mundo», en el que se detallan las salas y espacios que se pueden reservar y la disponibilidad de si el museo debe estar cerrado. El Claustro de los Jerónimos, donde cenaron los 39 mandatarios de la cumbre, cuesta 12.000 euros hasta tres horas y 4.000 euros por cada hora adicional. Este espacio pertenecía al desaparecido monasterio de San Jerónimo el Real, fundado por el rey Enrique IV y fue el gran logro de la última ampliación del museo, firmada por Rafael Moneo.
La Sala de las Musas está ubicada en el edificio Villanueva y pintada en color rojo pompeyano para homenajear al color utilizado por Goya para los retratos de la familia de Carlos IV. La entrada está presidida por las esculturas de ocho musas. Este espacio, donde cenaron los 14 acompañantes, cuesta 4.500 euros durante tres horas y 1.500 euros por cada hora adicional. Un precio no demasiado elevado, si se compara con la joya de la corona, la Sala XII, donde se encuentran Las Meninas, que asciende a los 21.000 euros por tres horas de reserva.
Cena de los acompañantes de los jefes de Estado y de Gobierno que participan en la cumbre de la OTAN

Cena de los acompañantes de los jefes de Estado y de Gobierno que participan en la cumbre de la OTANEFE

Las dependencias más baratas del museo son las galerías Jónicas planta baja, que se reservan por 1.000 euros la hora, o el pabellón de Murillo con el mismo precio. La cesión de estos espacios supone la principal fuente de ingresos para el museo.

Seguridad y guardarropa

Las tarifas incluyen los servicios de seguridad, guardarropa y organización. El Museo puede denegar la reserva si se considera que no se va a proporcionar un uso adecuado a la sala.
Para los que prefieran, simplemente, realizar visitas privadas por la colección y exposiciones temporales fuera del horario de apertura deben saber que cuestan 4.000 euros hasta 25 personas. Por cada grupo adicional de hasta 25 personas, 800 euros. Los tours por restauración, almacenes y espacios restringidos son 6.000 euros hasta 15 personas, previa expresa autorización de la dirección del museo.
Comentarios
tracking