18 de octubre de 2021

Monasterio de Yuste

Monasterio de Yuste

Historia

El Monasterio de Yuste, destino final de Carlos V

El monasterio es conocido mundialmente por ser la última estancia del Emperador Carlos V

En La Vera, una mancomunidad al noreste de la provincia de Cáceres nos encontramos con el Monasterio de Yuste. El trayecto que realizó el Emperador hasta el monasterio es en la actualidad una fiesta de interés histórico y turístico de Extremadura en el que se conmemora cada año en febrero el último viaje que realizó el emperador desde Tornavasca en el Valle del Jerte hasta Jarandilla donde se encuentra el monasterio. 
El monasterio es conocido mundialmente por ser la última estancia del Emperador Carlos V.
El monasterio tiene sus orígenes en una edificación alzada en 1402 cuando una comunidad de anacoretas (religiosas que solo viven en lugares apartados dedicando su vida a la contemplación, la oración y la penitencia) levantaron el lugar donde vivirían. Con el tiempo esta comunidad creció y se acogió a la regla de San Jerónimo. El nuevo monasterio sería fundado en 1408-1414 bajo el patrocinio del Infante Don Fernando, hermano de Enrique III.
Sin embargo, como ya adelantábamos antes Carlos V, tras abdicar en su hijo Felipe II, se trasladó junto con el Cortejo Imperial a este rincón paradisíaco para pasar sus últimos días lo que cambió por completo la historia del edificio e incluso el propio edificio.
Con su llegada, se construyeron sus dependencias reales por Gaspar de Vega a petición del Emperador. El Palacio, adosado a la iglesia, se acabó de construir en 1.557 para alojar al Emperador Carlos
Es un palacio de gran austeridad que se compone de dos plantas con cuatro estancias cada una. En la planta baja, que no fue utilizada por el emperador se encuentra, actualmente, la sede la Academia Europea de Yuste. Y la planta superior consta de una rampa que fue construida para poder llegar a caballo hasta los aposentos. La habitación del monarca tenía vistas al altar de la iglesia por lo que podía asistir a los oficios sin salir de su alcoba cuando se encontraba enfermo.
En el monasterio propiamente dicho, podemos distinguir la iglesia y dos claustros. La iglesia es un templo tardo gótico, con una sola nave y cabecera poligonal. El templo se comunica con el claustro gótico, un espacio del siglo XV y el más antiguo que se conserva del Monasterio. Se caracteriza por su estilo sencillo y austero. En contraposición a este espacio nos encontramos con el claustro renacentista con una planta cuadrada, con mucha más luminosidad y con mayor número de elementos decorativos.
Coro de la Iglesia del Real Monasterio de Yuste

Coro de la Iglesia del Real Monasterio de YusteEuropa Press

Claustro gótico

Claustro góticoPatrimonio Nacional 

Claustro renacentista

Claustro renacentistaPatrimonio Nacional

Debido a la Ley General de Desamortización de 1836 el conjunto fue vendido hasta que en 1857 lo compró el Marqués de Mirabel quien reparó el monasterio y volvió a abrir la iglesia al culto.
Años más tarde, el 3 de junio de 1931 fue declarado monumento histórico, no solo por su valor artístico, sino fundamentalmente por su relevancia histórica como residencia de retiro por el Emperador Carlos V y, posteriormente, como lugar de su enterramiento. 
En la actualidad es la sede de la ceremonia de entrega del Premio Europeo Carlos V, un premio que se otorga a líderes que han destacado por su compromiso a favor del proceso de la unión europea o por su contribución al engrandecimiento de los valores culturales, científicos o históricos de Europa. Es un acto presidido por S.M. el Rey. Hoy, 14 de octubre, la canciller Angela Merkel recibirá el XIV Premio Europeo Carlos V por su excepcional compromiso con Europa.