03 de octubre de 2022

El saludo del lobo, símbolo de los ultranacionalistas turcos

El saludo del lobo, símbolo de los ultranacionalistas turcosEFE

Lobos Grises turcos, la extrema derecha más numerosa de Europa

El Bozkurtlar es una organización paramilitar y política creada por el coronel Alparslan Turkes en 1968 y vinculada al Partido del Movimiento Nacionalista. Estuvo detrás del intento de contra el Papa Juan Pablo II en 1981

Pensar en grupos de extrema derecha en Europa automáticamente nos acerca a la imaginería neonazi tan explorada en el mainstream mediático. Grupos con una simbología y estética parecida a la de los radicales de la película American History X, los skinheads, fascistas, falangistas, etc. Pues no, el grupo de extrema derecha más numeroso de Europa son los Lobos Grises turcos.
El Bozkurtlar es una organización paramilitar y política creada por el coronel Alparslan Turkes en 1968 y vinculada al Partido del Movimiento Nacionalista (PMN). A pesar de su trayectoria, sus integrantes llaman al Bozkurtlar con el nombre de Ülkü Ocakları Eğitim ve Kültür Vakfı (Fundación Educativa y Cultural de Clubes Idealistas). En el contexto de las décadas de los 70 hasta los 80, la situación en Turquía fue terrible y los Lobos Grises se convirtieron en auténticas tropas de choques, organizaciones paramilitares y pistoleros que tenían como objetivo acabar con lo que ellos llamaban «enemigos de Turquía».
Logo de los Lobos Grises

Logo de los Lobos Grises

En este contexto el coronel Turkes crea a los Lobos Grises como una especie de escuadrón paramilitar vinculado al Estado profundo turco –especialmente a las unidades de inteligencia y operaciones– y a los militares a fin de lanzar una campaña interna que logre captar ideológicamente a los jóvenes y castigar a los elementos subversivos.
Alparslan Turkes en Erzurum, Turquía mayo de 1978

Alparslan Turkes en Erzurum, Turquía mayo de 1978

En todo este maremágnum turco, la Red Gladio, el ejército secreto de la OTAN para responder a una eventual invasión de Europa por parte de la URSS (Turquía es socio de la OTAN desde el año 1952), tuvo una importante carga de responsabilidad en la creación de este grupo.
La base de los Lobos Grises es la de un movimiento ultranacionalista e identitario en lo político pero también en lo étnico, hasta tal punto que a principios del 2000 el PMN propuso solo se usara türk (turcos) para los turcos étnicos mientras que los ciudadanos turcos que no pertenecieran a esta etnia se les llamaría turkiyeli (turquianos). La propuesta no salió adelante.
Su ultranacionalismo es eminentemente otomanista, lo cual implica que es abierta y militantemente antigriego y antiarmenio. Ttienen una profunda conciencia histórica y sus ojos siempre se vuelven hacia las estepas asiáticas hasta tal punto que ciertos miembros, sobre todo al principio, abandonaron el islam y se adhirieron al culto tengrianista
Su objetivo sería una síntesis de turquismo cultural, islam otomanista y popular de tradición turca alejándose de las versiones persas (chiísmo) y árabes (salafismos y wahabismos), todo ello salpimentado de ultranacionalismo turco y rechazo a las minorías históricas de Anatolia, especialmente kurdos, griegos pónticos, asirios y armenios.
Su idea no era sólo una entelequia intelectual sino que eran activos y violentos. Fueron los responsables de la masacre de la Plaza Taksim en 1977 donde 36 manifestantes de izquierda fueron asesinados por pistoleros no identificados, aunque vinculados al Bozkurtlar.
Otro de sus 'hitos' fue la Masacre de Maras de 1978, cuando grupos de paramilitares Bozkurtlar tomaron el pueblo de Maras y ejecutaron a más de cien alevíes (minoría religiosa musulmana), aunque su ataque más famoso fue el intento de asesinato contra el Papa Juan Pablo II en 1981 por Mehmet Ali Agca, razón por la cual los Lobos Grises serían conocidos internacionalmente.
Intento de asesinato contra el Juan Pablo II

Intento de asesinato contra el Juan Pablo II en 1981 por Mehmet Ali Agca

En 1996 fueron asesinados por los Lobos Grises el refugiado grecochipriota Tassos Isaac durante una manifestación en la zona verde de Chipre, y en 1996 el periodista turcochipriota Kutlu Adali por criticar la influencia determinante de Turquía sobre la República Turca del Norte de Chipre.
Fueron uno de los actores que en 1980 ayudaron al coronel Kenan Evren a llegar al poder, aunque poco después el propio Gobierno les fue acorralando y perdieron poder, ya que la visión de Evren era la de restaurar la estabilidad social en el país, liberalizar la economía para mejorar la situación financiera turca y, sobre todo, renovar el modelo de estado. En este sentido Evren copiaría parte de la ideología del Bozkurtlar aunque suavizada para que llegara a capas más amplias de la sociedad turca.
En ese sentido la síntesis del islam turco que proponía Evren sería el germen del actual modelo que está explotando Erdogan: nacionalismo turco unido a un islam social y a pretensiones geopolíticas historicistas. La guerra que desde la derecha lideró el Bozkurtlar contra grupos de izquierda y demócratas había acabado.
¿Saben por qué preocupa poco el Bozkurtlar a los medios de comunicación? Porque se expandieron hacia el este, mientras que el islamismo militante de la escuela hanafí, con una reedición del siglo XXI del Califato de la Sublime Puerta, se expandía sobre las colonias turcas en Europa. En Asia Central, huérfana ideológicamente tras la caída de la URSS, sería el nacionalismo de los Lobos Grises el gran acicate ideológico.
Eso se tradujo en alianzas nefastas para los propios Lobos Grises cuando intentaron un golpe de Estado contra Haidar Aliyev en Azerbaiyán para instaurar de nuevo a Abalfazl Elchibey. El fracaso de ese golpe les condujo a la ilegalización en 1995. En 2005 Kazajistán también les ilegalizó por sus actividades y en Francia en 2020.
Se han expandido por Irán, los países Centroasiáticos, Tayikistán o Afganistán. El grupo es más una herramienta de influencia, captación e información de los servicios secretos turcos en su espacio de influencia natural de Asia Central, pero también unos efectivos matarifes.
A pesar de su belicismo, los Lobos Grises, por su ultranacionalismo y su visión del islam como un elemento tolerado por ser importado e incorporado, ha hecho que su relación con los grupos islamistas sea ambigua cuando no directamente hostil.
Comentarios
tracking