07 de diciembre de 2021

La NASA prueba su sistema espacial de protección contra asteroides

La agencia estadounidense ha lanzado la misión de prueba que confirmará que puede desviar objetos que se dirijan peligrosamente a la Tierra
La NASA ha lanzado una nave espacial que impactará contra un asteroide en otoño de 2022 para desviar su trayectoria. 
Esta es una primera misión de prueba que forma parte de la estrategia de defensa planetaria DART de la agencia estadounidense. 
El cohete Falcon 9 de SpaceX ha sido el encargado de llevar al espacio a esta nave en un momento calificado como «histórico» por la NASA. El éxito de esta operación supondría un gran paso en la defensa de la Tierra ante una hipotética colisión contra objetos espaciales.
La nave DART se dirigirá hacia el asteroide Didymos y su pequeña luna, Dimorphos, que será el blanco del impacto para alterar su órbita, que es inofensiva para la Tierra y que se encuentra a unos 11 millones de kilómetros de nuestro planeta.
Una vez que DART choque contra Dimorphos, la NASA examinará los cambios en su órbita alrededor de Didymos para evaluar si el método es viable para defender la Tierra.

Sin peligros en el horizonte

Aunque la NASA trabaje en el sistema de protección contra asteroides, sus ingenieros reconocen que no tienen constancia de ningún peligro contra la Tierra, al menos en los próximos 100 años. 
En declaraciones a la Agencia EFE, el ingeniero de software en el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins, Luis Rodríguez, reconoce que «no se conoce ningún asteroide que nos vaya a impactar».

Lanzamiento de la misión DARTEFE-NASA

tracking