27 de noviembre de 2021

La enviada especial de Biden a El Salvador Jean Manes

La enviada especial del presidente Biden a El Salvador, Jean Manestwitter.com/USAmbSV

La enviada especial de Biden a El Salvador abandona el país tras los «ataques» del Gobierno de Bukele

La diplomática Jean Manes afirmó que el Gobierno salvadoreño no tiene interés en mejorar la relación entre ambos estados
La pequeña República de El Salvador, que sufrió una guerra civil en los años ochenta y en años posteriores vivió una fuerte polarización política entre la derecha y la guerrilla comunista convertida en partido político, ahora tiene un presidente tuitero que dice que la división entre derecha e izquierda es anacrónica y no acepta que lo encasillen a un lado ni otro en el eje ideológico.
Nayib Bukele, presidente desde el 1 de junio de 2019, primero fue alcalde de la capital por el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y luego optó a la presidencia por un partido de derecha que le ofreció su casilla, tras ser expulsado del FMLN  en 2017. Ahora en la presidencia ha fundado su propio partido, denominado 'Nuevas Ideas'. 
La política exterior norteamericana, acostumbrada a la polarizada, pero típica política salvadoreña, se vio desconcertada e intrigada con los cambios «antidemocráticos» e «inconstitucionales» que el nuevo partido impulsó con más fuerza una vez logró una mayoría abrumadora en la Asamblea Nacional en las elecciones de legislativas de febrero de ese año. 
Tras los polémicas remociones de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y el Fiscal General el 1 de mayo de ese este año, la Casa Blanca anunció el 26 de mayo que designaba a Jean Manes exembajadora de EE.UU. en San Salvador (2015 -2019) como Encargada de Negocios interina, como una forma rápida de tener un contacto familiarizado con el terreno en la capital salvadoreña, dado que desde la salida de Manes la Administración de Biden no ha logrado nombrar un nuevo embajador. 
Según confiesa la propia Manes recibió una llamada de la Casa Blanca diciendo «puede regresar a El Salvador y ver que está pasando, porque nadie podía creer» lo que estaba pasando. «Si [Bukele] llegaba [al poder] de una forma democrática aprovechando la institucionalidad del país, porqué estaba haciendo cosas contra la propia Constitución del país».
Manes cuenta que «llegó con el mensaje de la Casa Blanca y el Departamento de Estado, también de los dos partidos políticos en Estados Unidos que querían tender un puente con el Gobierno y mirar su camino y ver si realmente querían seguir este camino no democrático».

Falta de voluntad y hostilidad

Manes ha explicado a medios salvadoreños que se retira de El Salvador por no encontrar una parte dispuesta a conversar, sino que más bien utiliza todos sus recursos para atacar tanto a nivel personal como institucional a Estados Unidos.
«La maquinaria de medios de comunicación pagados y liderado por el Gobierno, atacaron a Estados Unidos, atacaron nuestra Embajada, me atacaron a mí personalmente y también atacaron a nuestro presidente». Y agregó,  «siempre de nuestra parte tuvimos las puertas abiertas para mejorar nuestra relación. Pero la verdad, no tuvimos alguien del otro lado que tuviera interés en eso».
Aunque con el Gobierno de Bukele el 'puente' fue derrumbado, la diplomática estadounidense aclaró que mantendrán otras vías de colaboración y apuntó que «seguimos buscando caminos de apoyo a los salvadoreños, seguimos con proyectos de becas y trabajando directamente con los alcaldes. Y estamos haciendo una gran cantidad de programas porque sabemos y que es importante y sabemos que la mayoría de los salvadoreños quieren una buena relación con los Estados Unidos».
El presidente de la Asamblea Legislativa de El Salvador, el oficialista Ernesto Castro, declaró  a La Prensa Gráfica que «las palabras de la encargada de negocios de Estados Unidos, Jean Manes, de poner en pausa las relaciones con El Salvador fueron a título personal, no en nombre del Departamento de Estado y por tanto es no significa que no sigan trabajando con Estados Unidos». 
Manes ahora se incorporará en las labores del comando sur del Ejército de Estados Unidos, donde trabajará con Laura Richardson general del Ejército recientemente ratificada por el Congreso para liderar las operaciones militares en Centroamérica, el Caribe y Sudamérica
tracking