06 de febrero de 2023

Un camión de transporte de artilleria

Un camión de transporte de artilleriaAFP

Día 52 de la guerra en Ucrania

El principal motivo de los problemas logísticos de Rusia: sus camiones están demasiado viejos

Un mal mantenimiento preventivo provoca roturas y fragilidad en las ruedas de los camiones de las fuerzas militares rusas

Todas las armas, incluso las más sofisticadas, tienen un aspecto en común: dependen del camión que las transporta, de las municiones, y del propio equipo hasta alcanzar el punto de ataque. Por eso, hay que prestar especial atención a estos vehículos, y asegurar su buen mantenimiento, algo que Rusia no parece haber hecho en Ucrania.
Un análisis de las fotos del campo de batalla reveló que los camiones de transporte de las fuerzas rusas se encuentran en muy mal estado, y a menudo muestran vehículos muy viejos, y mal cuidados. Muchos de los problemas de logística con los que se encuentra Rusia en Ucrania radican de estos camiones arcaicos.
«Todo lo que necesita un ejército viene de un camión», afirmó Trent Telenko, antiguo auditor de control de calidad para la Administración de Contratos de Defensa de los Estados Unidos.
«El arma no es el tanque, es el proyectil que dispara. Y ese proyectil viaja en camión», explicó el experto, tras analizar una serie de imágenes para el canal de noticias estadounidense CNN. La comida, la gasolina, los suministros médicos, y los propios soldados dependen de estos furgones de transporte que, según Telenko, están defectuosos.
Si los furgones no se mueven con regularidad, la goma de sus ruedas se debilita, y se vuelve más propensa a grietas y roturas. Es un problema común, explica Telenko, cuando se inflan poco las ruedas, para conducir por la clase de terreno embarrado que las fuerzas rusas encuentran en Ucrania en primavera.
Es un error que desvela problemas aún mayores: «Si no se ha llevado a cabo mantenimiento preventivo para algo tan importante, resulta evidente que el resto de los camiones de la flota estarán en condiciones similares», explicó el experto a la CNN.
Otro problema es que Rusia está supliendo la falta de furgones militares en buen estado con vehículos civiles; reemplaza con ellos los camiones de guerra que pierde en Ucrania.

Una milla en tiempos de paz se convierte en 10 o 20 en tiempos de guerra, por el peso al que sometemos al camiónPhillips O’Brien, profesor de estudios estratégicos en la universidad de St. Andrews

«Las furgonetas civiles no están hechas para aguantar condiciones militares. No pueden con tanta carga, ni con ciertos artículos específicos, y en muchos casos, tampoco logran operar en ciertos terrenos», explicó Phillips O’Brien, profesor de estudios estratégicos en la universidad de St. Andrews, a la CNN.
El rigor de la guerra ya es desafío suficiente para el mejor de los camiones militares. Un vehículo civil no puede aguantar. «Una milla en tiempos de paz se convierte en 10 o 20 en tiempos de guerra, por el peso al que sometemos al camión», comparó el experto.
La chapuza ya salió cara a Rusia: cabe recordar el incidente de principios de la guerra, cuando aquel temido convoy de 40 kilómetros de largo nunca llegó a Kiev. En realidad, se paró a 30 kilómetros de la capital, porque se estancó en el fango. La mala calidad de las ruedas, y varios fallos técnicos en los tanques y artillería, detuvieron la comitiva.
Comentarios
tracking