Fundado en 1910

18 de abril de 2024

Macron se pone los guantes de boxeo

Macron se pone los guantes de boxeoEfe

Elecciones legislativas en Francia

Así han votado los franceses: ¿Quién ha ganado entre los jóvenes? ¿Y entre los más ricos?

La lista de Mélenchon se impuso entre las personas jóvenes y con menos ingresos, mientras que Macron resistió entre los ricos y los jubilados

La primera vuelta de las elecciones legislativas francesas supuso un nuevo toque de atención al presidente Emmanuel Macron. La candidatura que agrupa a la mayoría presidencial, Juntos, logró este domingo una victoria pírrica superando por apenas 21.000 votos a la coalición de izquierdas.
Este resultado dificulta que el actual inquilino del Elíseo consiga la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional que tanto ansía, aunque mantiene sus opciones. ¿Cómo se ha gestado este resultado? En El Debate analizamos el sentido del voto de los franceses en base a las proyecciones realizadas por Ipsos y Sopra Steria.

El macronismo no atrae a los jóvenes

La Nueva Unión Popular Ecologista y Social (NUPES) de Jean-Luc Mélenchon arrasó en primera vuelta entre los más jóvenes: alrededor de un 40 % de los franceses de entre 18 y 34 años votaron por los candidatos de la coalición progresista. Por el contrario, la candidatura centrista tuvo su principal caladero de votos entre los jubilados: un 38 % de las mayores de 70 años apostó por la lista que apoya al actual presidente.
Pese a ello, el gran contraste en la participación entre estos grupos de edad acabó inclinando el resultado. Los que más apoyan a Macron, los mayores de 70 años, acudieron masivamente a las urnas (69 %), mientras que solo tres de cada diez jóvenes, más afines a la NUPES, fueron a votar.
El problema de la abstención es cada vez más grande en Francia: el 52,5 % de los inscritos en el censo electoral se quedaron este domingo en casa, la mayor cifra desde el comienzo de la Quinta República.
Reagrupamiento Nacional (RN), la formación liderada por Marine Le Pen, obtuvo el mayor porcentaje de voto entre las personas de 50 a 59 años (30 %), pero no rindió tan bien entre los jóvenes (18 %) y los mayores de 70 años (12 %). Por el contrario, el centroderecha de Los Republicanos solo se acercó al 20 % de los apoyos en este último grupo.

Le Pen sigue fuerte entre los obreros

Por otro lado, la alianza de socialistas, ecologistas e insumisos consiguió un tercio de los votos de los directivos, encargados (28 %) y profesionales intermedios (35 %), logrando desbancar al macronismo como la fuerza más votada por estos grupos. También se ha abierto paso entre los empleados (31 %), entre los que supera a Le Pen, aunque esta sigue intratable entre los obreros (45 %).
Así, la coalición que pretende convertir en primer ministro a Mélenchon se impuso con claridad entre los franceses que perciben menos de 2.000 euros al mes, mientras que su apoyo cayó exponencialmente conforme aumentó el nivel de ingresos. Reagrupamiento Nacional también tuvo buenos resultados entre las personas con rentas bajas. Por el contrario, el apoyo a Macron se disparó entre los que más cobran.

Católicos: entre el centro y la derecha

Tres de cada diez católicos franceses apostaron por los candidatos del centro. Un 21 % que votó a la derecha radical de Le Pen y otro 19 % se inclinó por el centroderecha tradicional. Aun así, los católicos practicantes eligieron mayoritariamente a Los Republicanos, mientras que Juntos y el RN rindieron mucho mejor entre los no practicantes.
La NUPES ganó con claridad entre los ciudadanos que profesan otras creencias religiosas (38 %) y entre los ateos (39 %), pero solo obtuvo un 13 % del voto católico.

Alta fidelidad a Mélenchon y Le Pen

El líder de NUPES, Jean-Luc Mélenchon, fue el candidato que logró mantener a una mayor proporción de votantes respecto a la primera vuelta de las elecciones presidenciales. El 85 % de los que votaron en abril por su candidatura al Elíseo también lo hicieron este domingo por la coalición de izquierdas.
Pese a ello, no consiguió el mismo respaldo por parte de los seguidores del resto de partidos que integran el nuevo artefacto político de la izquierda francesa. Solo obtuvo el apoyo de cuatro de cada diez votantes de los verdes, que en buena parte optaron por otras candidaturas progresistas o por la plataforma de Macron.
El exbanquero fue el segundo que menos votantes conservó respecto a los comicios de hace dos meses (71 %), consiguiendo menor fidelidad que Los Republicanos (76 %) y Reagrupamiento Nacional (78 %).
Aun así, la gran debacle que han dejado estas elecciones ha sido la del partido Reconquista, liderado por el polemista Éric Zemmour, que incluso ha quedado fuera de la carrera por el escaño. La formación de derecha radical mantuvo al 46 % de sus votantes de las presidenciales, y un porcentaje importante prefirió en esta ocasión al centroderecha (24 %) o a la RN (18 %).

Una mayoría absoluta difícil

Según la proyección de Ipsos y Sopra Steria, la lista de Emmanuel Macron obtendría en la segunda vuelta del domingo 19 entre 255 y 295 asientos en la cámara baja –la mayoría absoluta está en 289 escaños–, por lo que podría controlar la Asamblea Nacional si su resultado acaba situándose en la parte alta de la horquilla.
Asimismo, la lista de Mélenchon estaría entre los 150 y los 190 diputados, mientras que el centroderecha sería tercera fuerza con entre 50 y 80 representantes. Le Pen podría aspirar a hasta 45 asientos y las formaciones de izquierda que no se han integrado en NUPES, a 25.
El equilibrio institucional en los próximos años en Francia dependerá de los duelos a dos –e incluso a tres bandas– que se producirán en apenas seis días. El cara a cara más repetido será entre representantes de Juntos y NUPES –en hasta 265 ocasiones–, mientras que entre estas dos formaciones y el Reagrupamiento Nacional se jugarán 110 y 60 asientos respectivamente. Estos cruces dejan una batalla electoral que a bien seguro será reñida.
Comentarios
tracking