Fundado en 1910

19 de junio de 2024

Un espía, imagen de archivo

Un espía, imagen de archivoGTRES

El servicio secreto británico celebra la expulsión de «la mitad de los espías rusos» de Europa

El jefe del MI6 de Reino Unido anunció que los aliados europeos habían logrado eliminar a más de 400 agentes secretos de Rusia

La guerra física se libra en Ucrania, pero desde Europa, los Gobiernos aliados hacen todo lo posible por obstaculizar las maniobras de Rusia. Tal ha sido su esfuerzo por minimizar la presencia de informantes rusos, que, según MI6, la mitad de los agentes que espiaban para el Kremlin ya han sido expulsados del continente.

Durante su discurso en el Foro de Seguridad de Aspen, en Colorado, Richard Moore, jefe del servicio de inteligencia británico, celebró la expulsión de más de 400 diplomáticos rusos. El despido de estos individuos en países de la Europa continental, como Francia y Alemania, redujeron dramáticamente los recursos rusos para adquirir información furtivamente.

De acuerdo con las declaraciones de Moore, los servicios de inteligencia occidentales llevaron a cabo «grandes esfuerzos» para identificar, torpedear, y eliminar las redes de espionaje de Rusia.

«En toda Europa, han sido expulsados alrededor de la mitad de todos los agentes de la inteligencia rusa que actuaban encubiertos, pretextando ser personal diplomático. Eliminamos a algo más de 400 individuos. El resultado es que, probablemente hayamos reducido a la mitad el negocio del espionaje europeo ruso», explicó el jefe del MI6.

Según el periódico británico The Guardian, es la primera vez que el servicio de inteligencia británico se pronuncia en público con cifras, estimadas, sobre el impacto de su trabajo de expulsión desde que empezó la guerra, en febrero.

Los espías de Rusia, como los de la mayoría de los demás países, suelen fingir pertenecer al cuerpo diplomático de sus embajadas. Son pocos los que se hacen pasar por ciudadanos normales; se trata de personas que llevan muchos años en el oficio, y operan fuera del marco de la diplomacia.

En abril, Alemania echó a 40 diplomáticos rusos, y Francia, 41. Por su parte, Reino Unido logró identificar y deshacerse de dos de sus ‘ilegales’, nombre con el que se denomina a los espías encubiertos como ciudadanos de a pie.

Uno de ellos fingía ser de procedencia irlandesa y brasileña, y fue cazado al intentar conseguir un contrato de prácticas en la corte criminal internacional de la Haya. ¿Su condena? 15 años de cárcel, por suplantación de identidad.

Comentarios
tracking