Fundado en 1910

25 de mayo de 2024

Liz Truss, actual ministra de Exteriores de Reino Unido, y probable sucesora de Boris Johnson

Liz Truss, actual ministra de Exteriores de Reino Unido, y probable sucesora de Boris JohnsonAFP

Liz Truss, la aspirante a Thatcher del siglo XXI

La próxima primera ministra de Reino Unido destaca por sus convicciones Conservadoras, a pesar de sus raíces Laboristas y pasado anti-Brexit

Mary Elizabeth Truss, conocida simplemente como ‘Liz’, nació en Oxford en 1975, en el seno de una familia «a la izquierda del Partido Laborista».
De niña, acompañaba a su madre a las calles, para manifestarse en contra del Gobierno de Margaret Thatcher. Años más tarde, se esforzaría por emular a la antigua primera ministra durante su campaña para suceder a Boris Johnson, y gobernar Reino Unido.
Truss se graduó en la universidad de Oxford en 1996. En esta prestigiosa universidad, formó parte de la asociación estudiantil de los Demócratas Liberales, y apoyó la legalización del cannabis y la abolición de la monarquía.
La fase de revolucionaria caviar se prolongó hasta su graduación: se unió al Partido Conservador ese mismo año. Su padre, profesor de matemáticas en la universidad de Leeds, y ferviente izquierdista, está tan «horrorizado» por la conversión a la derecha de su hija que apenas puede hablar del tema.

De contable a los Comunes

Truss comenzó su carrera como contable en varias compañías privadas, entre ellas Shell, antes de tomar el camino de la política. En 2010, entró en la Cámara de los Comunes como representante de la provincia de South West Norfolk, puesto que ocupó hasta septiembre del 2012.
Desde allí, entró en el departamento de educación como subsecretaria parlamentaria. Su ascenso en los rangos del Partido Conservador continuó hasta tomar el puesto de Secretaria de Estado del Exterior, pasando por el cargo de Ministra de Igualdad.
En 2016, Liz Truss votó en contra del Brexit, para que su país permaneciese dentro de la UE. Seis años más tarde, sin embargo, se define como conversa: inundó los titulares a finales del 2021, cuando tomó el polémico puesto de ministra del Brexit tras la dimisión de Lord David Frost.
Su rápido progreso y su férrea disciplina le granjearon un apodo que probablemente le encante: la «Nueva Dama de Hierro».

«Nunca deja de trabajar»

Un informe del periódico The Economist señala una probabilidad del 96.3 % de que Liz Truss gane las elecciones para liderar el Partido Conservador, y las encuestas de la organización YouGov predicen un 66% de apoyo.
No es de extrañar que una mayoría de los 200.000 tories que, repartidos por todo Reino Unido, apoyasen a la ministra: goza de una buena reputación dentro del bloque, gracias a su fuerza de voluntad, y lealtad hacia Boris Johnson.
Los demás ministros la describen como «tenaz» y «resiliente», alguien cuya energía está «fuera de lo común» y que «nunca deja de trabajar». Esta calificación se respalda con una anécdota: Truss se puso de parto con su primera hija durante una reunión de trabajo.
Está casada, y tiene dos hijas adolescentes. Se casó con el economista Hugh O’Leary en el año 2000. Su matrimonio sobrevivió al affaire público que mantuvo con su colega parlamentario Mark Field, de 2003 a 2005.

Temas

Comentarios
tracking