24 de septiembre de 2022

Una mujer es detenida por la llamada «Policía de la moral» en Irán por no llevar el velo islámico obligado por el Corán

Una mujer es detenida por la llamada «Policía de la moral» en Irán por no llevar el velo islámico obligado por el Corán

Las violentas detenciones de la «Policía de la moral» en Irán: golpes, gritos y llantos por mujeres sin velo

Una joven iraní de 22 años falleció este viernes después de ser detenida por la llamada «policía de la moral» en Irán. Su delito no fue otro que llevar mal puesto el hiyab, el velo que el Islam obliga a llevar a todas las mujeres. La joven fue detenida por agentes cuya tarea asignada es asegurarse de que la sociedad cumple los mandatos morales escritos en el Corán.
Mahsa Amini murió este viernes en el hospital Kasra de Teherán, donde ingresó en coma el pasado martes, horas después de ser detenida por no llevar el hiyab de forma correcta. Según su familia, la fallecida fue trasladada a la comisaría por agentes de la «policía de la moral» para asistir a una «hora de reeducación» y acusan a los agentes de ser los responsables de su ingreso en urgencias. La Policía confirma que arrestó a la joven para «explicarle las normas de vestimenta» a las que obliga el Islam, pero rechazan de plano su implicación en su estado de salud y hablan de un «repentino problema del corazón».
El caso de Amini ha reavivado las campañas que luchan contra la violencia institucional que sufren las mujeres en países regidos por la Ley de la Sharia o Ley islámica. La activista Masih Alinejad ha publicado un vídeo con un escalofriante recopilatorio de distintas detenciones llevadas a cabo por la «policía de la moral» iraní. En las imágenes se puede comprobar cómo mujeres, ataviadas con burka o hiyab, participan activamente en la detención de otras mujeres que o no llevan velo o lo llevan de forma incorrecta. Gritos, empujones, tirones de pelo, llantos y violencia física son el denominador común de todas las detenciones.
Una mujer ayuda a la «policía de la moral» de Irán a detener a una mujer por no llevar velo islámico

Una mujer ayuda a la «policía de la moral» de Irán y mete, agarrándola por los pelos, a una detenida en el furgón policial

En una publicación en Twitter, Alinejad, que dedica su activismo a luchar contra la represión machista en países islámicos, pide que «nadie normalice el hiyab obligatorio y la polícia moral». También ha publicado una demoledora frase en referencia a una de las series de mayor éxito en HBO basada en una obra de Margaret Atwood: «El cuento de la criada no es una ficción para nosotras, las mujeres iraníes. Es una realidad».
En otro mensaje, la activista exiliada en EE.UU. por las amenazas de Irán anima a las «comunidades internacionales y a todas las mujeres del mundo» a mostrar solidaridad con Mahsa: «No merecemos ser golpeadas, azotadas, encarceladas y ahora asesinadas como Mahsa por no querer usar hiyab. Queremos libertad de elección», sentencia en un tuit que cuenta ya con más de 11.000 retuits. Ninguno de la ministra de Igualdad española, Irene Montero.

Protestas por la muerte de la joven

Un vídeo divulgado en redes sociales muestra una protesta llevada a cabo por mujeres en la ciudad iraní de Saqqez, en la que se quitaron el obligado hiyab como muestra de solidaridad con la joven fallecida tras su detención por la «Policía de la moral». Decenas de mujeres han desafiado a las autoridades iraníes luciendo sin el velo islámico en público.
La activista Alinejad se ha hecho eco de la protesta: «En lugar de usar hashtags, la gente decidió conscientemente salir a las calles y gritar contra el símbolo de la fuerza y el ISIS», dejó escrito la iraní exiliada.
El Gobierno del ultraconservador Raisí ha aumentado en los últimos meses la presión para que las mujeres cumplan con las estrictas reglas de vestimenta y conducta en Irán.
Así, las temidas furgonetas de la llamada «Policía de la moral» son más visibles que antes en lugares como la plaza Tajrish, en el norte de Teherán, llenas de mujeres que han sido detenidas por no llevar bien el velo.
El velo es obligatorio desde la revolución de 1979 liderada por el ayatolá Ruholá Jomeiní, quien declaró que sin él las mujeres estaban «desnudas».
Comentarios
tracking