06 de diciembre de 2022

El expresidente Lula da Silva y su esposa, Janja, celebran su victoria en primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil

El expresidente Lula da Silva y su esposa Janja celebran la victoria en primera vuelta de las elecciones presidenciales en BrasilAFP

Resultados elecciones Brasil 2022

Así han sido los resultados de las elecciones en Brasil por estados y en las grandes ciudades

Lula se queda a punto y medio de la victoria en primera vuelta y el bolsonarismo sale reforzado, ya que obtiene un resultado mejor del esperado y amplía su representación en el Congreso y el Senado

La primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil se saldó con la victoria del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, que obtuvo el 48,43 % de los votos válidos y se quedó a las puertas de lograr la presidencia sin tener que pasar por el segundo turno, como preveían algunas encuestas. El próximo 30 de octubre se enfrentará en las urnas al presidente Jair Bolsonaro, que demostró músculo electoral y se hizo con el 43,2 % de los sufragios.
La elevada polarización apenas dejó espacio para las opciones más centristas. La senadora Simone Tebet (centroderecha) y el exgobernador Ciro Gomes (centroizquierda) tuvieron un desempeño peor del esperado y solo lograron el 4 y el 3 % de los votos. No obstante, su posicionamiento en favor de un candidato u otro de cara a la segunda vuelta tendrá una importancia capital en la resolución de los comicios.
La noche electoral confirmó que el bolsonarismo ha llegado para quedarse en Brasil. Los candidatos a gobernador apoyados por el actual presidente lograron la victoria en nueve Estados –frente a los cinco apoyados por el líder izquierdista–. Su formación también consiguió el mayor número de asientos en la Cámara de Diputados y en el Senado, dificultando la acción legislativa de su rival si acaba gobernando.

Bolsonaro gana en São Paulo y Río

El expresidente Lula da Silva se impuso en 14 de los 27 estados del país, mientras que Jair Bolsonaro ganó en 13. El exsindicalista ganó con claridad en sus feudos tradicionales del nordeste y recuperó la primera posición en tres estados que se inclinaron por el exmilitar en 2018: Amazonas, Amapá y Minas Gerais.
El líder del Partido de los Trabajadores mejoró los resultados de su formación de hace cuatro años–cuando Fernando Haddad fue candidato– en todos los estados, creciendo especialmente en Ceará (+33 puntos porcentuales) y Río de Janeiro (+26 p.p), territorios clave para Ciro Gomes y Bolsonaro.
Como contrapunto, Bolsonaro se hizo con la victoria en los estados del centro y el sur de Brasil, incluidos aquellos que las encuestas situaban en empate técnico, como São Paulo, Río de Janeiro y Río Grande do Sul. El presidente ganó terreno en doce estados –la mayoría ubicados en el nordeste del país– y perdió posiciones en quince.

Reparto de las ciudades más pobladas

Lula da Silva ganó en la ciudad más poblada del país, São Paulo, con el 47 % de los votos, frente al 38 % de su rival. Su candidatura fue la más votada en siete de las quince urbes más habitadas de Brasil, como Salvador –donde logró dos de cada tres sufragios–, Fortaleza, Recife, Belém o Porto Alegre.
Por su parte, el líder del Partido Liberal ganó en la ciudad por la que fue concejal y diputado federal, Río de Janeiro, con un margen de tres puntos respecto a su adversario, y en la capital del país, Brasilia, donde obtuvo más la mitad de los votos. El exmilitar también se llevó victorias claras en Goiânia, Curitiba o Manaos.

Un resultado histórico

Lula da Silva y Jair Bolsonaro, los dos mayores antagonistas de la política brasileña de los últimos años, hicieron historia este domingo al batir el récord de votos en el primer turno de un elecciones presidenciales.
El líder del Partido de los Trabajadores superó los 57 millones de sufragios –26 más que Haddad en 2018–, mientras que el actual presidente llegó a los 51 millones –casi dos millones más que hace cuatro años–. Las elecciones más polarizadas de la historia de Brasil obligaron a muchos a posicionarse: los votos nulos y en blanco cayeron en primera vuelta a la mitad (4,4 %) y la participación alcanzó el 79 %.
Comentarios
tracking