07 de febrero de 2023

El presidente ruso, Vladimir Putin

El presidente ruso, Vladimir Putin, durante una reunión para tratar las necesidades de las Fuerzas Armadas de RusiaAFP

247 días de guerra en Ucrania

'Línea Wagner': la vieja estrategia defensiva que ha recuperado Putin

El presidente ruso busca frenar la ofensiva de Ucrania con esta estrategia de trincheras

Se cumplen ocho meses de guerra en Ucrania desde que el pasado 24 de febrero el presidente ruso, Vladimir Putin, diese la orden de comenzar con la invasión. Los territorios ucranianos han sufrido numerosas batallas a lo largo de estos meses, sobre todo en el este y sur del país. Rusia se ha anexionado cuatro zonas ucranianas, Jersón, Zaporiyia, Donetsk y Lugansk, lugares que Kiev busca recuperar con una gran contraofensiva.
Ante las ofensivas ucranianas para recuperar los territorios ocupados, Putin se ha visto obligado a poner en marcha una estrategia para lidiar con los ataques, denominada la línea Wagner. Su objetivo es frenar el hipotético avance del Ejército de Ucrania con fortificaciones levantadas en diferentes zonas. Dicho término hace referencia al Grupo Wagner (PMC Wagner), una organización militar de origen ruso.
Se conoce que se han levantado varios muros de hormigón a lo largo de casi dos kilómetros en la frontera con algunos de los territorios clave, como los alrededores de la localidad de Hirske. Sin embargo, se trata de una estrategia de defensa que fue insuficiente durante otros conflictos, como la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Levantados sólo 2 kilómetros

La línea Wagner, según lo previsto, debería ir desde la Svitlodarsk ocupada, a lo largo de la frontera administrativa de las provincias de Luhansk y Donetsk hasta Lysychansk, y luego a lo largo de la orilla sur del Siversky Donets hasta Luhansk y la frontera ucraniana-rusa. El muro se quiere ir levantando en territorio ocupado, pero también en el óblast ruso de Belgorod.
Las imágenes de satélite de Maxar, muestran que sólo alcanza unos 2 kilómetros, cuando la idea inicial es reforzar unos 217 kilómetros, según el Odessa Journal. Sin embargo, los trabajos de construcción podrían haberse detenido por la temporada de lluvias.
Para Ucrania, la mayor línea defensiva estos días es su moral y su ánimo de resistir. Los constantes bombardeos a infraestructuras civiles que pretenden dejar sin electricidad y agua a los ucranianos en este invierno no cesan. Esta guerra de destrucción de Rusia, ha acabado empujando a Ucrania hasta el hecho de vencer o desaparecer por completo, ya que según la última encuesta de Survey, el 86% desea seguir con la guerra hasta lograr la victoria militar.
Comentarios
tracking