08 de febrero de 2023

Imagen que la policía de Estados Unidos compartió cuando se encontró al niño

Imagen que la policía de Estados Unidos compartió cuando se encontró al niño

El caso sin resolver más antiguo de Pensilvania

Identifican 65 años después en EE.UU. el cadáver de un niño que se encontró dentro de una caja

Continúan investigando quien fue el asesino del menor que apareció desnudo, desnutrido y golpeado

Sesenta y cinco años después de que fuera hallado el cadáver de un niño a orillas de una carretera, bautizado como 'el niño desconocido de EE.UU.', la policía de Filadelfia consiguió este jueves identificarlo como Joseph Augustus Zarelli tras usar una moderna tecnología forense.
Es el caso sin resolver más antiguo de esta ciudad de Pensilvania, de acuerdo con la Policía que también apuntó a que la investigación continúa, ya que se desconoce quién fue el responsable de la muerte del niño de cuatro años.
El menor, que se ha determinado que nació el 13 de enero de 1953, fue encontrado el 25 de enero de 1957 en una caja de cartón desnudo, desnutrido y severamente golpeado.
«Tenemos nuestras sospechas sobre quién puede ser responsable, pero sería irresponsable compartir estas sospechas, ya que esta sigue siendo una investigación criminal activa», indicó el capitán de la policía de Filadelfia, John Smith, en una rueda de prensa.
La policía ofrece una recompensa de 20.000 dólares por información que conduzca al arresto del responsable por la muerte del menor.
También señaló que «el niño en la caja», como se conoce el caso, tiene hermanos por parte de su madre y de su padre, quienes no fueron identificados.
«Joseph tiene varios hermanos, tanto del lado de la madre como del padre, que viven y es por respeto a ellos que la información de sus padres permanece confidencial», señaló el capitán.

Un caso abierto durante más de seis décadas

Las autoridades explicaron durante la conferencia que las pruebas de ADN que se habían realizado no habían arrojado resultados para identificar al niño. Sin embargo, en 2019 tras obtener una orden judicial, se exhumó el cadáver y los forenses pudieron obtener suficiente ADN que fue sometido a la nueva tecnología.
La comisionada de la policía de la ciudad, Danielle Outlaw, afirmó que el anuncio de este jueves, tras 65 años de investigación, «cierra un capítulo en la historia de este niño y abre uno nuevo».
«Esta sigue siendo una investigación de homicidio activa y todavía necesitamos la ayuda del público para completar su historia», dijo. Recordó que varios investigadores han trabajado en este caso a través de seis décadas y que algunos fallecieron sin conocer la identidad del niño.
«Sin el arduo trabajo, la dedicación, la pasión y la tenacidad de muchos, no estaríamos aquí hoy para darle una voz al niño anteriormente desconocido de Estados Unidos», afirmó. Hasta ahora en la lápida del menor ponía: «El niño desconocido de Estados Unidos».
Comentarios
tracking