Fundado en 1910

24 de abril de 2024

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni

La primera ministra de Italia, Giorgia MeloniAFP

Meloni promete limpiar de mafiosos la periferia de Nápoles tras la violación de dos niñas

La presidente del Consejo de Ministros visitará Caivano tras la violación grupal de dos menores de edad

La violación grupal de dos niñas de 13 años en la localidad de Caivano, periferia de Nápoles, ha conmocionado a Italia.
La agresión ha sido espeluznante: hasta seis menores de edad están involucrados, además de un adulto. Los implicados, además, grabaron la violación.
Las niñas, primas entre ellas en una familia desestructurada y en situación de vulnerabilidad, fueron engañadas para ir hasta un cobertizo en el barrio de Parco Verde de la ciudad, tristemente conocido por el tráfico de drogas y actividades delictivas de los grupos criminales locales. Allí las violaron. Todos los implicados han sido ya detenidos.
La violación de las niñas ha sido la gota que ha colmado el vaso de esta ciudad deprimida, arrasada por la camorra –que incluso empleó los descampados del barrio de Parco Verde para deshacerse de residuos tóxicos–, el tráfico de drogas y la criminalidad en un entorno de profunda pobreza.
Según aseguran los vecinos, varios de los niños que participaron en la violación son hijos de jefes camorristas.
Los clanes mafiosos, además, estarían presionando a los residentes en el barrio de Parco Verde para que no declaren ante la policía.
En medio de esa degradación, una voz sencilla ha logrado alzarse en medio del estruendo de la omertà y enfrentarse a la mafia: la del párroco «antimafia» don Maurizio Patriciello.
Amenazado por la mafia, don Maurizio lucha prácticamente en solitario y en primera línea contra los clanes camorristas.
Su denuncia ha sido fundamental para que la violación de las dos niñas se convirtiera en un asunto de seguridad nacional.
Sin dudarlo escribió en persona a la primera ministra Giorgia Meloni, le reprochó que Caivano es una ciudad «abandonada por el Estado» y la invitó a visitar el Parco Verde, lugar donde se produjo la violación.
Tras la carta de don Maurizio a Meloni, la madre de una de las menores violadas también escribió a la mandataria: «Estamos en sus manos. Sáquenos de este inierno».
La primera ministra italiana, que viajará a Caivano el jueves, ya se ha expresado sobre la agresión a las menores.
Prometió limpiar la ciudad de narcotraficantes, mafiosos, violadores y asesinos, aseguró sentirse, como madre de una niña de seis años, profundamente afectada por el suceso y aseguró que «el objetivo del gobierno es limpiar la zona y garantizar que no haya zonas sin ley donde operen los delincuentes».

Asedio militar

Sin embargo, no todos los políticos son tan optimistas como Meloni respecto a la derrota de la mafia camorrista.
El presidente de la Región de Campania, a la que pertenece Caivano, Vincenzo de Luca, advirtió que Caivano es «el infierno en la tierra» y aseguró que para limpiar la ciudad es necesario un asedio militar de más de un año.
«En Caivano el Estado no existe», denunció. «Hace falta un asedio como se hace cuando se mandan soldados a los lugares de guerra. Debemos asumir que durante un año hay que quitarles el aire a los delincuentes que trafican con drogas».

La pareja de Meloni desata la polémica al comentar la violación de Caivano

En medio de la indignación por la violación en Caivano, el periodista de Mediaset Andrea Giambruno, pareja de Giorgia Meloni, desató la polémica al valorar que «si evitas emborracharte y perder el conocimiento tal vez evites ciertos problemas. Si no, el lobo puede encontrarte».

Las palabras, pronunciadas en una entrevista en el canal Rete 4, se han interpretado entre los partidos de la oposición como un intento de culpar a las víctimas de su propia violación.

Giambruno negó que esa fuera su intención y aseguró que se le había malinterpretado de forma maliciosa.
Aseguró que él mismo definió la violación como «un acto abominable ejecutado por bestias», y que sus palabras eran un intento de «decir a los jóvenes, a los chicos y chicas, sin distinción de sexo, que no salgan con intención de emborracharse y drogarse, porque, por desgracia, los malos tienen intención de encontrarles».

«No he dicho que los hombres estén legitimados a violar a mujeres borrachas. Pero algunos políticos van detrás de un titular falso y piden mi suspensión. ¿Por qué? Por haber dicho a los jóvenes que no se droguen», se defendió.
Comentarios
tracking