Fundado en 1910

04 de marzo de 2024

Matteo Salvini, líder de La Liga y vicepresidente del Gobierno italiano, junto a Marine Le Pen, líder del partido Agrupación Nacional,

Matteo Salvini, líder de La Liga, junto a Marine Le Pen, líder del partido Agrupación Nacional,AFP

Europa

Salvini y Le Pen refuerzan su alianza de cara a las elecciones europeas y marcan distancias con Meloni

Los partidos de coalición que forman el Ejecutivo italiano empiezan a marcar distancias de cara a los comicios europeos

Las elecciones europeas están empezando a agitar las políticas nacionales de los distintos países miembros. En Italia, las alianzas empiezan a mostrar fisuras más que evidentes. Matteo Salvini, líder de La Liga y vicepresidente del Gobierno italiano, aprovechó el pasado fin de semana, junto a su fiel aliada francesa Marine Le Pen, líder del partido Agrupación Nacional, un gran mitin para lanzar una campaña conjunta para los comicios del Parlamento Europeo, que tendrán lugar el próximo mes de julio.
Una alianza, forjada desde hace una década, pero que se ha visto revitalizada por los buenos resultados que cosecha la política francesa en su país, siendo la segunda fuerza más votada en las presidenciales de 2022. Salvini, por su parte, necesita hacerse notar en un momento en el que la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, acapara todos los focos. El lugar elegido para la gran cita de las dos figuras de la derecha conservadora en Europa fue Pontida, una localidad al norte de Italia.
Una cita que congregó a miles de simpatizantes, pero que se vio ensombrecida por la crisis migratoria que vivió y vive la nación de la bota en Lampedusa. Unos 10.000 inmigrantes llegaron a las costas de esta isla durante el pasado fin de semana, creando una situación de verdadero caos. El Ejecutivo de Meloni tuvo que decretar el estado de emergencia, ya que la isla ha duplicado su población debido a la llegada masiva de inmigrantes. Al mismo tiempo que Salvini, desde Pontida, lanzaba un firme mensaje contra las políticas migratorias europeas, Meloni recibía en Lampedusa a la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.
Italia hará «todo lo democráticamente permisible» y utilizará «todos los medios necesarios» para «bloquear una invasión», prorrumpió Salvini, junto a una pletórica Le Pen, que asentía con la cabeza. «Este año, estamos comprometidos en el mismo combate, por nuestras libertades, nuestros pueblos, nuestras patrias», afirmó la líder de Agrupación Nacional. Ambos líderes mostraron una perfecta sintonía, Salvini llegó a expresar su deseo de ver a Le Pen como la próxima presidenta de Francia.
«Si tenemos que elegir entre Macron y Marine Le Pen no tengo ninguna duda: toda la vida con Le Pen», aseveró el vicepresidente del Gobierno italiano. Mientras se deshacía en halagos con su colega francesa, también tuvo algún guiño para la cabeza de su Ejecutivo. «Yo hoy aquí y Giorgia en Lampedusa somos la síntesis de un mismo objetivo y destino común. No conseguirán dividirnos, tenemos culturas y sentido de la militancia diferentes, pero gana el centro-derecha unido», aclaró.
Sin embargo, las elecciones europeas sí son un punto de disputa entre Salvini y Meloni, ya que ya que cada uno de los tres partidos de derechas que conforman su coalición pertenecen a un grupo distinto de las fuerzas conservadoras dentro del Parlamento Europeo. La cuestión migratoria, más tras la crisis de Lampedusa, le ha servido al líder de La Liga para salir de la sombra de Meloni e iniciar su campaña de cara a los comicios europeos. Una carrera que recorrerá de la mano de Le Pen y que mostrará su verdadero calado el próximo mes de octubre en Roma, donde se darán cita todas las juventudes de los partidos «alternativos a la izquierda».
Comentarios
tracking