Fundado en 1910

17 de abril de 2024

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, con el destacamento de guardias de seguridad de la embajada del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos en Bagdad

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, con el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos en BagdadAFP

Una milicia proiraní ataca dos bases estadounidenses en Irak

Estas milicias han realizado más de una treintena de ataques contra objetivos con presencia de EE.UU. en Irak y en Siria desde el 17 de octubre

Una milicia proiraní lanzó este jueves un nuevo ataque con dos drones contra una base militar de la coalición internacional antiyihadista, con presencia estadounidense, en la región del Kurdistán iraquí (norte), sin causar víctimas ni daños.
El Servicio Antiterrorista del Kurdistán iraquí indicó en un comunicado que «dos drones bomba atacaron la base militar de la coalición internacional» que lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el aeropuerto de Harir, «sin causar daño material ni bajas» humanas.
La agrupación de milicias proiraníes Resistencia Islámica en Irak reivindicó este ataque y afirmó que «los combatientes de la Resistencia Islámica en Irak, tuvieron como objetivo la base de la ocupación estadounidense Harir en el norte de Irak, con dos drones que alcanzaron sus objetivos directamente».
Además, en otro comunicado, reivindicaron también otro ataque contra la base estadounidense de Ain al Asad, en el oeste de Irak, «en tres operaciones separadas y con diversas armas», sin especificar tampoco víctimas ni daños materiales.
Estas milicias han realizado más de una treintena de ataques contra objetivos con presencia de EE.UU. en Irak y en Siria desde el 17 de octubre, después de lanzar una serie de amenazas advirtiendo a Washington sobre desplegar más tropas en Oriente Medio en apoyo a Israel.
Las acciones de estas milicias se producen casi a diario, a pesar de que el primer ministro de Irak, Mohamed Shia al Sudani, ha mantenido intensos contactos en las últimas semanas, incluso con las autoridades iraníes, para detener estos ataques que Washington considera «totalmente inaceptables».
Estos ataques se mantienen a pesar de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, visitó por sorpresa la capital Bagdad hace unos días para advertir de que su país «tomará cualquier paso necesario para proteger» a su personal en Oriente Medio.
Comentarios
tracking