Fundado en 1910

25 de junio de 2024

Andrea Carrasco
Andrea Carrasco
Nueva York

Trump y Biden están un paso más cerca de repetir la batalla de las presidenciales

Finaliza una jornada poco usual en la que los resultados de la votación se podían intuir desde el inicio del ciclo de primarias tanto en lado republicano como el demócrata

Actualizada 10:20

Trump Biden

Trump y Biden

Este martes en Manhattan no se veía nada fuera de lo normal en la 56th ni en la 57th. Tampoco en los cruces con la 5th avenida, donde asoma la fachada principal de la Trump Tower que luce el famoso –a la par que polémico– reloj de la torre en el que iban pasando los minutos hacia el final de la jornada del supermartes. Apenas paseantes en Central Park, nadie patinando en la pista del Rockefeller Center y solo un puñado de turistas en Times Square. Un día de lluvia en Nueva York con poco ambiente electoral coincidiendo con una cita importante para Estados Unidos.

Pero, en quince estados y un territorio, republicanos y demócratas salían a la calle a votar en las primarias o caucus. Desde por la mañana animaba el cotarro una Taylor Swift muy preocupada por las cuestiones políticas norteamericanas. «Voten a la persona que más les represente», escribía en su cuenta de Instagram sin dar nombres; aunque entre los republicanos saben que, como difusora de propaganda demócrata, su apoyo es para Biden.

Desde muy temprano dos personas tenían clara otra cosa, que en la batalla de las primarias los favoritos no tenían rival. Por un lado, Nikki Haley afrontaba su última oportunidad y amanecía en Twitter con un dilema: el «caos y drama» de Donald Trump o ella, la «nueva generación de liderazgo conservador». En el ala demócrata, un irrelevante Dean Philips se lamentaba de que «probablemente» no ganaría «en ningún estado» después de votar por sí mismo en Minessota, la plaza que lo hizo congresista en 2019.

Dos victorias sin sorpresas

Los primeros resultados llegaron desde Iowa para los demócratas con victoria para Biden con más del 90 % de los apoyos. Poco después Virginia se convertía en el segundo triunfo de Biden y el primero para Donald Trump. En Vermont tampoco hubo sorpresa entre los demócratas otro apoyo del 90 % para Biden. En cambio, Vermont fue el único estado que se le escapó a Trump por la mínima este supermartes.

Victorias para el presidente y el expresidente también en Carolina del Norte, Tennessee, Texas, Oklahoma, Alabama, Arkansas o Maine. El escrutinio no se había cerrado a medianoche pero el duelo republicano y demócrata ya estaba sentenciado. Biden se lleva la victoria en los 15 estados donde votaban los demócratas y Trump en todos menos en uno. California, uno de los platos fuertes de la noche tampoco sorprendió con los resultados.

Paseo triunfal para el republicano y el demócrata en el balance provisional del reparto de delegados: Trump supera el medio millar y se acerca a los 1.215 necesarios mientras que Biden también sigue sumando de cara a los 1.968. Pero, a no ser que sus rivales abandonen en los próximos días, ambos tendrán que esperar al menos hasta mediados de marzo para confirmarse como candidatos de sus respectivos partidos.

Haley y Philips, los grandes derrotados

Nikki Haley respiró con una victoria intrascendente en Washington D.C. dos días antes del supermartes para volver a caer en picado. La rival del expresidente ha dejado de ser competitiva y el único estado en el que ha logrado imponerse, por la mínima, ha sido Vermont. Ha recabado el apoyo de alrededor del 50 % de los republicanos, pero supone únicamente unos cinco puntos más que Trump.

Mientras en Mar-a-Lago, Florida, Trump había preparado un evento festivo con sus simpatizantes, Haley ni siquiera había programado ningún acto público; quizá en previsión de los malos resultados que le esperaban. Es cuestión de tiempo que anuncie oficialmente la retirada de su candidatura a pesar de las dudas que ha sembrado junto a su equipo de campaña.

Por su parte, si Dean Philips ya había iniciado la jornada mostrando cierto escepticismo sobre la relevancia de su participación en las primarias demócratas, la cerraba bromeando y con recado para Haley. «Felicitaciones a Joe Biden, a los no comprometidos, Marianne Williamson y Nikki Haley por demostrar más atractivo que yo para los leales al Partido Demócrata», publicaba en la red social X casi anticipando su retirada.

Trump y Biden dan por iniciada la campaña

Trump y Biden ya se ven reeditando el duelo de las elecciones presidenciales de 2020 y lo han dejado claro en sus declaraciones al cierre de la jornada que les ha dado sendas victorias en las urnas. Palabras más apropiadas de un acto de la campaña que todavía no ha empezado y que se puede entrever que estará marcada por la inmigración y la guerra en Gaza.

El propio Trump, evitando en todo momento citar a Nikki Haley, ha finalizado su discurso rescatando el tan sonado «Make America Great Again», que fue el lema de su campaña de 2016. Por su parte, a Biden le ha quedado claro que la postura tomada con respecto a Israel no gusta entre sus votantes. El movimiento de los no comprometidos que pide un alto el fuego en Gaza y que ya castigó al demócrata en Michigan ha repetido en Minnesota logrando un apoyo de alrededor del 20 % de los votantes.

Los estadounidenses cierran el supermartes más desinflado de los últimos ciclos electorales casi olvidando las reñidas batallas del pasado. Por ejemplo la de 2020, cuando Biden sí tenía un rival sólido –Bernie Sanders– pero volvía a la vida con la victoria en siete estados. O en 2016, cuando Donald Trump certificó durante la cita su liderazgo frente a Ted Cruz.

Comentarios
tracking