Fundado en 1910

13 de junio de 2024

Corina Lima, frente al consulado general de Venezuela en Madrid

Corina Lima, frente al consulado general de Venezuela en MadridPaula Argüelles

Venezuela

La lucha de Lorena para que Maduro deje votar a los venezolanos: «El silencio en tiempos de tiranía es complicidad»

La joven inició una huelga de hambre, a la que ya ha puesto fin, en protesta por las trabas que el régimen chavista ha estado poniendo a los venezolanos en el extranjero para poder registrarse y votar en las elecciones presidenciales de julio

Las últimas noticias para los venezolanos no son nada esperanzadoras. Hace años que están acostumbrados a luchar contra un gigante, el régimen de Nicolás Maduro que, como un pulpo, ha conseguido expandir sus tentáculos por todo el sistema. Lorena Lima, 28 años, es una de esas jóvenes que no se rinde y que lucha por una Venezuela libre. La venezolana llevaba desde el pasado viernes en huelga de hambre y acampando frente al consulado general de Venezuela en Madrid para reclamar que se permita votar en las próximas elecciones presidenciales a los venezolanos que viven en el extranjero.

Gracias a su gesta ha conseguido, finalmente, que se anuncie la apertura del registro electoral en varias ciudades del mundo, entre ellas Madrid, y ayer puso fin a su huelga de hambre. Maduro anunció a principios de este mes de marzo que los comicios tendrían lugar el próximo 28 de julio. En el ideario chavista nada se deja al azar, y la fecha escogida para las elecciones tampoco ha sido una excepción. El 28 de julio se celebra también el nacimiento de Hugo Chávez, al igual que el día en el que se anunció la convocatoria de los comicios, 5 de marzo, coincidiendo, una vez más con una fecha simbólica, la muerte del expresidente venezolano.

Lorena, con aspecto cansado, reconoce que está «muy desanimada» por las últimas noticias que recibe de Venezuela. En un plan perfectamente orquestado por el régimen de Maduro, la principal candidata de la oposición, María Corina Machado (MCM), ha sido inhabilitada ante el temor de que le arrebate su posición de líder absoluto. Para evitar que la oposición al chavismo se quede sin representante, Corina Machado decidió retirarse y ceder el liderazgo de la Plataforma Unitaria Democrática (PUD) a la historiadora Corina Yoris. Con todo, el chavismo ha encontrado la manera de vetar también la candidatura de esta última.

Maduro ha escogido personalmente a los opositores contra los que sí está dispuesto a medirse en unas urnas. La enésima traba de esta farsa democrática son los impedimentos que se han estado encontrando los venezolanos que viven en extranjero para votar, al menos 5,6 millones son potenciales votantes. El calendario era claro. El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela había marcado el pasado 18 de marzo como el primer día para poder acudir a registrarse a los consulados y embajadas. Sin embargo, para sorpresa de nadie, el régimen de Maduro no cumplió con su propia hoja de ruta. Ahora, la siguiente lucha son los requisitos, imposibles de cumplir, que exigen al éxodo venezolano para poder ejercer su derecho al voto.

Cartel exigiendo el voto para los venezolanos en el extranjero

Cartel exigiendo el voto para los venezolanos en el extranjeroPaula Argüelles

Lorena comenta a El Debate que el lunes consiguió reunirse con la cónsul general de Venezuela, Nancy Josefina Lira Ochoa, quien le confesó que ella no sabía nada y que esperaba órdenes del CNE. La joven venezolana, que tuvo que abandonar su país por la terrible crisis económica de 2008, había levantado un campamento improvisado, rodeada de mantas y con varias botellas de agua, a lado de la Cofradía Nuestra Señora del Carmen de Chamberí. Ni el frío ni la lluvia que ha vuelto a impregnar Madrid le ha hecho desistir de su propósito. «El objetivo está conseguido y es que todo el mundo se haga eco de lo que nos está pasando a los venezolanos», asegura.

Acompañada siempre por amigos que velaban por su salud, Lorena confiesa que siente Madrid como su casa (lleva ya seis años en la capital española), pero lamenta el silencio que mantiene el Gobierno español respecto a todo lo que tiene que ver con la situación y la política en Venezuela. «España estuvo en el acuerdo de Barbados –negociación entre Maduro y la oposición–y el Gobierno español se comprometió a garantizar que en Venezuela iba a haber unas elecciones justas y no están siendo justas», recuerda la joven.

El silencio en estos tiempos de tiranía es complicidadLorena LimaActivista venezolana

«Desde el Gobierno de España solo hay un rotundo silencio. Pero el silencio en estos tiempos de tiranía es complicidad», defiende Lorena, que se emociona al recordar a su madre, que le pregunta continuamente cómo está. Con ese particular brillo en los ojos de alguien que está a punto de romperse, la joven explica que si pasa por todo esto es porque quiere volver a su país, junto a su madre. «Aquí el riesgo que corro es por mi salud, en Venezuela te arriesgas a que te maten», asevera.

Antes de terminar la conversación, frente al consulado general de Venezuela y con su campamento improvisado como escenario, Lorena se dirige directamente a su madre, a quien pide perdón. «Mamá discúlpame, pero todo lo hago porque quiero volver a verte en un país en libertad, porque no puedo dejar atrás a Venezuela». Pero el más importante es para todos los venezolanos que viven en el extranjero y a los que se les está arrebatando un derecho fundamental: «No bajemos los brazos».

Comentarios
tracking