Las Zonas de Bajas Emisiones siguen atascadas en los tribunales

Las Zonas de Bajas Emisiones siguen atascadas en los tribunales

Electrificación

Las Zonas de Bajas Emisiones penden de un hilo: la sentencia que desmonta su aplicación

Pese a que las multas no paran de llegar a los ciudadanos, las Zonas de Bajas Emisiones no terminan de ser bien vistas por los tribunales

Las sentencias por la puesta en funcionamiento de las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE) están causando dolores de cabeza a los primeros ayuntamientos que las pusieron en funcionamiento.
Inicialmente fue Madrid la que tuvo que improvisar por el camino y reinventar las Zonas de Bajas Emisiones ante las primeras sentencias judiciales que ponían en tela de juicio la legalidad de su aplicación.

La losa de las sentencias

En este caso y tras la sentencia que anulaba la aplicación de Madrid Central (las ZBE ideadas por Carmena) el consistorio dirigido por Almeida se vio obligado a modificar sus condiciones de aplicación e incluso a cambiar su nombre por el de Madrid 360, tal y como se conoce en la actualidad.
Cámara control ZBE en Madrid

De Madrid Central a Madrid 360, la realidad no cambia

La primera sentencia judicial está aún pendiente del recurso presentado por el Ayuntamiento, pero en ningún caso afectaría a las ZBE tal y como funcionan en la actualidad.

También en Gijón

En el caso de Gijón ocurre algo parecido, pero en este caso Carmen Morillón, actual alcaldesa de la localidad, ha decidido no presentar recurso ante una primera resolución judicial que anulaba su funcionamiento, justo lo que anunciaba en su programa económico. Esto supone la muerte de las ZBE de Gijón.
Por último, Barcelona acaba de recibir un nuevo varapalo judicial en la respuesta al recurso del Ayuntamiento que pedía la nulidad de la sentencia que revocaba la aplicación de las Zonas de Bajas Emisiones tal y como fueron concebidas inicialmente.
Las ZBE de Barcelona es demasiado confusa

LAs ZBE de Barcelona vuelven a estar cuestionadas

En este caso el consistorio catalán se vio obligado a modificar su funcionamiento, tal y como ocurrió en Madrid, a la vez que puso un recurso contra la anulación que es el que acaba de ser desestimado.

Desaparecen las originales

La respuesta del Supremo al recurso confirma el final de las ZBE tal y como eran originariamente, lo que podría acarrear la anulación de los miles de multas que puso el ayuntamiento durante sus primeros meses de existencia, pues sería lo más razonable. El problema es que la mayor parte de los infractores ya han pagado, por lo que el Ayuntamiento debería devolverles el importe de la sanción más intereses.
Las nuevas ZBE de Barcelona entraron en funcionamiento hace ahora nueve meses y siguen vigentes en la actualidad, quedando excluidas de las sentencia emitida por el Supremo, por lo que seguirán activas por tiempo indefinido.
Una sentencia judicial anula por el momento las Zonas de Bajas Emisiones de Gijón

Las ZBE de Gijón son historia

En todos los casos las sentencias judiciales reconocen que la aplicación de las Zonas de Bajas Emisiones fue precipitada y que carecían de la documentación imprescindible, echando en falta un estudio del impacto económico de su puesta en funcionamiento.
En el caso de Barcelona la sentencia es considerada como discriminatoria, pues deja desasistidos a las rentas más bajas, de ahí que el anterior equipo municipal de Barcelona tuviera en cuenta los ingresos de los ciudadanos para establecer las limitaciones a la circulación.
Comentarios
tracking