13 de agosto de 2022

Cartas al director

Lo verdaderamente histórico de la noche electoral

Ha vuelto a suceder. El 4 de mayo del año pasado en Madrid se sentó un buen precedente. También pasó, aunque en menor medida, hace meses en Castilla y León, pero en Andalucía se ha repetido el mismo fenómeno.
No me refiero a los extraordinarios resultados electorales conseguidos por el PP, sino a un hecho aún más relevante.
Las elecciones ganadas por Moreno Bonilla han merecido el calificativo de históricas. Sin embargo, lo verdaderamente histórico es que no hayan comparecido los portavoces de los partidos, la misma noche electoral, diciendo que su partido consideraba un éxito el resultado, que estaban muy contentos y que el respaldo de votos obtenido era extraordinario. No fallaba nunca, porque siempre ganaban todos.
Lo cierto es que en las elecciones andaluzas han triunfado claramente dos personas. Una, como todo el mundo sabe, es Juanma Moreno. El otro indiscutible ganador, aunque se comenta menos, es Narciso Michavila, quien ha vuelto a acertar con sus pronósticos. Igualito que Tezanos.
Adriana Lastra, la noche electoral, probablemente nostálgica de esa costumbre generalizada de asignarse una victoria, nos aclaró que Moreno Bonilla había ganado gracias a Pedro Sánchez, porque éste le había proporcionado los fondos europeos. Hay que rendirse ante el PSOE, es imbatible.

Más cartas al director

Comentarios
tracking