08 de diciembre de 2021

Benedicto XVI

El Papa Benedicto XVI en una imagen de archivoChrystopher Aguilar, LC

Benedicto XVI expresa en una carta su deseo de irse «pronto» al cielo

El Papa emérito tiene 94 años y según los últimos informes sobre su salud es «estable en la debilidad»
Es sabido que la salud del Papa emérito Benedicto XVI, a sus 94 años de edad, es «estable en la debilidad», según aseguraba el arzobispo Georg Gänswein a finales de septiembre. Pero lo que ha causado revuelo son las palabras redactadas por él mismo en una carta de condolencias que el emérito ha enviado recientemente a Austria por la muerte, a los 91 años, del que fue su colega como profesor en Ratisbona, Gerhard Winkler
Redactada el pasado 2 de octubre y dirigida a la abadía cisterciense de Wilhering, en la Alta Austria, Joseph Ratzinger indica en la misiva que espera que la muerte le sobrelleve «pronto» tal y como le ha sucedido al su amigo Winkler. «Ahora ha llegado al más allá, donde sin duda lo esperan muchos amigos. Espero poder unirme a ellos pronto», expresa el emérito, según ha adelantado el medio austríaco Der Spiegel
Benedicto XVI reside en los jardines del Vaticano, concretamente en el monasterio Mater Ecclesiae, desde que renunció a su cargo en el año 2013. 
Hace poco menos de un año trascendió la noticia de que su estado de salud era frágil en cuanto a la capacidad para desplazarse y para expresarse verbalmente. Unas habilidades que ha perdido -aunque no por completo- pero que no le impiden poder responder a sus cartas personalmente puesto que la mente la conserva totalmente lúcida. 
En cuanto al motivo de su carta, Ratzinger dedica unas emotivas palabras a Winkler de quien destaca su fe y buen humor: «Siempre me atrajo su alegría y su profunda fe», indica. 
tracking