04 de diciembre de 2021

Vuelva a ver la presentación del Congreso Católicos y Vida Pública

Congreso Católicos y Vida Pública

J. H. Gómez, arzobispo de Los Ángeles: «Durante años se ha hecho un esfuerzo por borrar las raíces cristianas de la sociedad»

El presidente de la Conferencia Episcopal de EE.UU. ha reivindicado «proclamar a Jesucristo con creatividad» en la presentación del 23 congreso Católicos y Vida Pública, que abordará la corrección política y las libertades que hay en peligro del 12 al 14 de noviembre
Esta mañana ha tenido lugar la presentación de la vigésimo tercera edición del congreso Católicos y Vida Pública en el aula magna de la Universidad CEU San Pablo. 
La mesa central, presidida por Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la ACdP; Rafael Sánchez, director del Congreso; y Mario Iceta, arzobispo de Burgos,  han presentado a José H. Gómez, presidente de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos y arzobispo de Los Ángeles, que de forma telemática ha participado en este acto aportando su visión sobre el auge de los bloques ideológicos minoritarios y los riesgos que conllevan para el conjunto de la sociedad.  
Antes de la intervención de Gómez, monseñor Iceta ha dado algunas claves y brindado «su apoyo» a esta nueva edición del Congreso, que durante los días 12, 13 y 14 de noviembre indagará sobre los usos e implicaciones en todos los órdenes de la corrección política, los riesgos que conllevan y cómo afecta a las libertades individuales. 
Iceta, Bullón de Mendoza y Sánchez en la presentación del Congreso

Monseñor Iceta, Alfonso Bullón de Mendoza y Rafael Sánchez en la presentación del CongresoPaula Argüelles

Secularización y descristianización 

Monseñor Gómez ha comenzado su mensaje aludiendo al contexto tan complicado que está viviendo occidente en su conjunto dada la presión que están ejerciendo colectivos minoritarios, fuertemente ideologizados,  que tratan de hacerse hueco en la reivindicación del género, abanderando movimientos históricos desde una nueva perspectiva exclusiva con la fe y su firme propósito, en una readaptación de las tesis gramscianas al siglo XXI, de asentarse en el ámbito educativo y mediático. 
«Creo que todos sabemos que, si bien en Estados Unidos existen condiciones únicas, tanto en España como en otras partes de Europa, ya desde hace mucho tiempo, se han estado dando patrones similares de secularización agresiva», argüía el arzobispo de Los Ángeles.
El arzobispo de  Los Ángeles dirigiéndose al auditorio

El arzobispo de Los Ángeles dirigiéndose al auditorioPaula Argüelles

«En nuestros países han surgido cierto tipo de líderes elitistas que se interesan poco por la religión y no tienen verdaderos vínculos con las naciones en las que ellos viven o con las tradiciones o culturas locales. Este grupo, que está a cargo de corporaciones, gobiernos, universidades y medios de comunicación, y que se encuentra también en los establecimientos culturales y profesionales, quiere –continuaba el arzobispo– establecer lo que podríamos llamar una civilización global, basada sobre una economía de consumo y regida por la ciencia, la tecnología, los valores humanitarios y las ideas tecnocráticas acerca de la organización de la sociedad».
A su vez, Gómez ha señalado que «es importante que la Iglesia comprenda y enfoque estos nuevos movimientos, no en términos sociales o políticos, sino como peligrosos sustitutos de la verdadera religión. Al negar a Dios, estos nuevos movimientos han perdido la verdad sobre la persona humana». En palabras de Gómez, esto «explica su extremismo y su duro, intransigente e implacable enfoque de la política».

No deberíamos dejarnos intimidar por estas nuevas religiones de justicia social y de identidad políticaJosé H. Gómez  - presidente de la USCCB

Ante esta situación, el arzobispo de Los Ángeles anima a proclamar a Jesucristo audazmente y con creatividad. «Necesitamos narrar nuestra historia de salvación de una manera nueva. Con confianza, sin miedo. Ésta es la misión de la Iglesia para todas las épocas y para todos los momentos culturales. No deberíamos dejarnos intimidar por estas nuevas religiones de justicia social y de identidad política».
Además, ha subrayado que «la verdadera religión no busca dañar o humillar, ni arruinar los medios de subsistencia o la fama de las personas. La verdadera religión ofrece un camino para que incluso los peores pecadores encuentren la redención».
El arzobispo de Burgos durante la presentación del congreso de Católicos y Vida Pública

El arzobispo de Burgos durante la presentación del congreso de Católicos y Vida PúblicaPaula Argüelles

«¡Europa! ¿Dónde estás?»

A modo de cierre del acto de presentación, Mario Iceta ha recogido los ecos de la intervención telemática de José H. Gómez, poniéndola en relación con la situación actual de España. 
El arzobispo de Burgos ha señalado que estamos en un cambio de época, ligado a un elemento fundamental de la persona humana: la libertad. En su discurso, Iceta ha explicado que «esta cuestión, puesta en evidencia desde el siglo XIV con el nominalismo y que ha derivado en el modernismo actual, que entiende la libertad como un elemento absoluto, capaz de dotar a las cosas de un nuevo sentido, de replantear y recrear todo, presenta un gran desafío para el cristiano».
«En una actualidad –proseguía Iceta– en la que se habla de la posverdad, con una interpretación del mundo vinculada a las ideologías y en la que se confunde la verdad real con la certeza o la opinión, los cristianos debemos tener esperanza en Cristo y en el Evangelio, pues son capaces de dialogar con todas las culturas y los pensamientos», ha subrayado.
Haciendo un breve repaso de algunos de los principales temas que confrontan a los católicos y la Iglesia hoy, como es el derecho a la vida, la problemática de los medios de comunicación, los bandazos en materia educativa «llevamos ocho leyes en nuestra corta historia democrática».
El arzobispo de Burgos ha reclamado al auditorio en la presentación del Congreso, la importancia de formularse el papel de Europa y sus raíces: «¡Europa! ¿Dónde estás? ¿Cuáles son tus principios? ¿Cuáles son tus valores?». Con estas preguntas abiertas, Iceta espera que ante el nuevo panorama mundial, occidente y su tradición cristiana, respondan desde el Evangelio a la misión encomendada por Jesucristo. «Los cristianos estamos llamados, no a la confrontación ni a la hostilidad, sino al bien y a la belleza». «La verdad os hará libres y la libertad os hará verdaderos», ha concluido.
Alfonso Bullón de Mendoza durante el acto de apertura

Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la ACdPPaula Argüelles

tracking