Fundado en 1910

04 de marzo de 2024

La maqueta del monumento al Sagrado Corazón

La maqueta del monumento al Sagrado CorazónSagrado Corazón de Jesús Boadilla

Así será el monumento al Sagrado Corazón de 25 metros que se alzará en Boadilla del Monte

Una asociación de católicos de Boadilla del Monte está recaudando fondos para erigir en el municipio una escultura monumental dedicada al Sagrado Corazón de Jesús. «Nos mueve el impulso de ser custodios de la voluntad de muchos vecinos que han solicitado levantar un monumento al Sagrado Corazón, testimonio de nuestra fe y amor a Dios», destacan los promotores de la iniciativa.
En concreto, la escultura se situará junto a la M-50, y representará a Jesucristo con los brazos abiertos, dando un abrazo a toda la humanidad, según los impulsores. El proyecto del monumento se aprobó en el Ayuntamiento hace cuatro años, en 2019, pero este mes ha tomado un impulso renovado, con el lanzamiento de la primera campaña de recogida de fondos. El objetivo que se han marcado es dejar terminada la obra durante esta legislatura, en un plazo de cuatro años.
Este boceto muestra la visión de los impulsores del monumento

Este boceto muestra la visión de los impulsores del monumentoSagrado Corazón de Jesús Boadilla

La ejecución del monumento «será financiada íntegramente por suscripción popular y podrá participar todo aquel que se vea llamado a ello», se explica en la página web creada para la ocasión: corazondejesusboadilla.org. En ella se detalla también que los donativos irán destinados a la construcción de la obra, pero que un porcentaje se destinará a atender obras de misericordia entre los más necesitados de la diócesis de Getafe. «Cada piedra será piedra viva: amor, gloria y reparación», añaden.

Un Cristo de 25 metros y un corazón de oro

Además de la campaña de recogida de fondos —que lleva activa en torno a un mes y que en el momento de escribir estas líneas sumaba 37.568 €—, también se ha mostrado el aspecto que tendrá el monumento. El liderazgo creativo de la obra se ha confiado al escultor Javier Viver, autor de imágenes sacras muy celebradas, como la Madre de Hakuna o la Bella Pastora.
Durante el 25º Congreso Católicos y Vida Pública, celebrado el pasado fin de semana y organizado por la Fundación CEU y la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), Viver reveló una maqueta del futuro monumento, y detalló que –aunque el proyecto no está acabado– la previsión es que tenga una altura de unos 25 metros, destacando sobre el paisaje.
Detalle de la maqueta, donde se puede observar la escala del Corazón y los visitantes

Detalle de la maqueta, donde se puede observar la escala del Corazón y los visitantesEl Debate

«Queremos hacer un monumento al Sagrado Corazón del siglo XXI», explicaba Viver durante el congreso. En lugar de mostrar el corazón de Cristo sobre su pecho, como ha venido siendo habitual en el arte sacro, su objetivo es invitar a los visitantes –dijo– a «encontrarse con el Corazón de Jesús en el interior de la escultura», en la que se podrá entrar caminando.
Según se observa en la maqueta, el torso de Jesucristo estará marcado por las heridas de la flagelación –que se corresponden con las marcas presentes en la Sábana Santa de Turín–, pero al acceder al interior de la escultura uno descubrirá que son agujeros. Las heridas permitirán la entrada de la luz y se convertirán en haces que iluminan el interior del espacio, rebotando en la escultura del Corazón, de varios metros y que estará cubierta de oro.
La maqueta mostrada en el 25º Congreso Católicos y Vida Pública

La maqueta mostrada en el 25º Congreso Católicos y Vida PúblicaEl Debate

Viver destacaba una de las heridas, la llaga del costado, que está orientada al sol naciente y que, por tanto, recibirá de modo simbólico la primera luz del amanecer, que será la que ilumine el interior de la estatua. En este espacio, además, se buscará una auténtica experiencia sensorial, en la que se escuchará el sonido ralentizado de un corazón –«como un mar de paz», destacan en la web– y se podrá sentir como vibran las paredes.
El corazón dorado, además, será un sagrario eucarístico, por lo que contendrá –inciden– «la presencia real de un Resucitado». A esta estancia se accederá por un pasaje en el que se propondrá conocer a varias figuras que tuvieron contacto directo con el Sagrado Corazón de Jesús, como el centurión Longinos o el apóstol santo Tomás.
Comentarios
tracking