08 de diciembre de 2022

Paolo Pezzi, arzobispo mayor de Moscú

Paolo Pezzi, arzobispo mayor de MoscúDicasterio para el servicio del desarrollo humano integral

Los obispos católicos de Rusia piden oraciones, ayunos y misas «para una paz justa y segura»

Los obispos piden que se tengan en cuenta las palabras del Papa Francisco en Nur-Sultan, durante su reciente viaje apostólico a Kazajistán: «No nos acostumbremos a la guerra, no nos resignemos a lo inevitable»

La Conferencia de Obispos Católicos de Rusia ha publicado un llamamiento en relación con la movilización parcial declarada en la Federación Rusa, afirmando que «la guerra nunca ha sido ni será un medio para resolver los problemas entre las naciones».
El llamamiento, según la información recibida por la Agencia Fides, ha sido firmado por Paolo Pezzi, Arzobispo Metropolitano de la Madre de Dios en Moscú, en nombre de la Conferencia Episcopal de Rusia.
El documento ofrece algunas directrices para los fieles católicos laicos y religiosos de nacionalidad rusa, que hoy se ven obligados a tomar decisiones difíciles. Recuerda, además, que la Constitución de la Federación protege a quienes repudian el uso de las armas por razones de conciencia.
Por otro lado, los obispos piden que se tengan en cuenta las palabras del Papa Francisco en Nur-Sultan, durante su reciente viaje apostólico a Kazajistán: «No nos acostumbremos a la guerra, no nos resignemos a lo inevitable. Socorramos a los que sufren e insistamos para que se intente realmente alcanzar la paz. ¿Qué debe suceder aún, qué cantidad de muertos debemos esperar antes de que las rivalidades cedan el paso al diálogo por el bien de la gente, de los pueblos y de la humanidad? La única salida es la paz y el único camino para llegar a ella es el diálogo».
La Conferencia Episcopal es consciente de la necesidad de que los gobiernos, en determinadas situaciones, recurran al uso de las armas y pidan a los ciudadanos que cumplan con su deber por la Patria y por el bien común «si la acción militar tiene como objetivo poner fin al conflicto lo antes posible y evitar la multiplicación de las víctimas».

Razones de conciencia

Los obispos católicos de Rusia subrayan que la decisión última sobre si un ciudadano individual participa o no en la guerra es una cuestión que corresponde a la dimensión sagrada de su propia conciencia. También recuerda que tanto la enseñanza de la Iglesia Católica como el tercer párrafo del artículo 59 de la Constitución de la Federación Rusa protegen a quienes, por razones de conciencia y creencias religiosas, rechazan el uso de las armas.
La Conferencia Episcopal también recuerda que la participación de los religiosos católicos en la guerra está categóricamente prohibida, tanto por la Tradición de la Iglesia de los primeros siglos como por las convenciones internacionales vigentes. En cuanto a esto, varios sacerdotes ortodoxos rusos han sido citados en los últimos días en las comisarías militares. Su no alistamiento no se ha justificado por su condición de religiosos, sino por referencia a otros requisitos incompatibles con las directrices recibidas hasta ahora de las oficinas de reclutamiento.
El documento finaliza pidiendo a todos los católicos de Rusia que recen y ayunen «por una paz justa y segura», y hace un llamamiento a los sacerdotes para que ofrezcan la celebración de misas con oraciones destinadas al mismo fin.
Comentarios
tracking