Fundado en 1910

24 de mayo de 2024

El obispo de Santander, Arturo Ros, durante el cierre de la Puerta del Perdón en la clausura del Año Jubilar Lebaniego en el monasterio de Santo Toribio de Liébana.

El obispo de Santander, Arturo Ros, durante el cierre de la Puerta del Perdón en la clausura del Año Jubilar LebaniegoEFE

La Puerta del Perdón cierra el Año Jubilar Lebaniego hasta 2028

En la celebración de la misa del domingo se ha colocado un candado en la Puerta del Perdón del monasterio de Santo Toribio, que volverá a ser abierta en el próximo año santo

El 16 de abril de 2023 daba comienzo la 74ª edición del Año Jubilar Lebaniego con la apertura de la Puerta del Perdón del monasterio de Santo Toribio, en Cantabria. El pasado domingo concluía tras acoger a más de 300.000 visitantes y 16.000 peregrinos que veneraron el Lignum Crucis, el mayor trozo conservado de la Cruz de Cristo.
En la celebración de la misa se ha procedido al acto simbólico del cierre de la Puerta, en la que se ha colocado un candado. Esta será abierta de nuevo en el siguiente año santo, que acontecerá en 2028.

Cuatro años para un nuevo jubileo

En la comarca de Liébana, en los Picos de Europa, se encuentra este monasterio, unos de los enclaves de la cristiandad, que conserva la mayor reliquia de la Cruz de Cristo desde el siglo VIII. Más adelante, en 1512 Papa Julio II concedió un jubileo cada vez que la fiesta de Santo Toribio, celebrado el 16 de abril, cayese en domingo. Por ello, la espera se alargará durante cuatro años.
Ha sido presidida por el obispo de Santander, Arturo Ros; y con la presencia del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz; los prelados de León y Astorga; Luis Ángel de las Heras y Jesús Fernández; el obispo emérito de Santander, Manuel Sánchez Monge, el cardenal y arzobispo emérito de Madrid, Carlos Osoro; el obispo emérito de Palencia, Manuel Herrero; y el padre guardián de Santo Toribio, José María Lucas.
En su homilía, el obispo de Santander ha apuntado que «la clausura no es el final. El cierre de la Puerta del Perdón no es la meta, es un nuevo comienzo».
En el monasterio de Santo Toribio de Liébana se conserva el mayor fragmento de Lignum Crucis del mundo

En el monasterio de Santo Toribio de Liébana se conserva el mayor fragmento de Lignum Crucis del mundoJosé María Gallardo

El reto de ser «referencia en España y Europa»

Por su parte, la presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha declarado que, pese a que el Año Jubilar ha sido «muy digno», ha transcurrido de una forma «más discreta de lo que a todos hubiera gustado en cuanto a su impacto turístico en la región y en la economía de la comarca lebaniega». Igualmente, ha destacado que se trata de «un año muy ilusionante con cada vez mejores perspectivas de cara a futuro», además de ser «una invitación permanente» a descubrir tanto el camino lebaniego como Cantabria.
Desde el Gobierno de la región comenzarán de inmediato a preparar el próximo Año Jubilar, a través de «una hoja de ruta clara» de promoción continuada del camino lebaniego. El objetivo es convertirse en «una referencia en España y en Europa» por medio de acciones «de carácter estructural muy vinculadas a la población, al territorio y también a la mejora de las inversiones».
La presidenta de Cantabria ha concluido apuntando que «Santo Toribio, Liébana y el camino pueden dar todavía muchísimas alegrías y trabajaremos para hacer trascender esto todo el tiempo y a todo el mundo, no para masificar, sino para ganar y seguir creciendo en calidad».
Comentarios
tracking