17 de agosto de 2022

Papa Francisco

El Papa Francisco en la plaza de San Pedro

Las tres tareas pendientes del Papa Francisco para este verano

La renovación de los cargos de la Curia, su recuperación física y acabar con la guerra de Ucrania son algunas de las preocupaciones del Santo Padre para estas vacaciones

El pasado 6 de junio entró en vigor una nueva Constitución en el Vaticano, que implica cambios de estructura en la Curia romana. Desde entonces no se ha nombrado a las personas que deben dirigir esta reforma en los distintos dicasterios. El descanso en los próximos días de julio será clave para ver si la rodilla del Papa Francisco está en condiciones de mantener su viaje a Canadá y continuar con su actividad ordinaria. Mientras tanto, la guerra en Ucrania le tiene pendiente de una posible visita a la capital del país y de explorar cualquier vía diplomática que ayude a frenar la violencia.

1. Una Curia a la espera

Uno de los elementos que se remarca en la nueva Constitución del Vaticano, Predicate Evangelium, es la renovación de la Curia por varias vías. Para los clérigos y religiosos los mandatos son de cinco años, con opción a renovación, para evitar el carrierismo. Además, deben jubilarse los empleados que superen los 75 años.
Este último punto es crítico, ya que diversos altos cargos de la Curia, denominados prefectos, han superado de largo esta edad. Entre ellos está el español Luis Ladaria, al frente del Dicasterio de Doctrina de la Fe, que tiene ya 78 años. La misma edad del canadiense Marc Oullet, prefecto del Dicasterio para los Obispos, y poco más de la que tienen otros responsables de la Curia.
En algunos dicasterios de la Santa Sede, al margen de no saber cuándo llegará el relevo de su superior, está por ver cómo ajustan sus competencias, ya que hay fusiones o incorporaciones con diversos departamentos. Se espera que el Papa Francisco aproveche sus días de vacaciones en julio para cerrar los nombramientos de la burocracia que permite funcionar al Vaticano.

2. Una precaria movilidad

El Santo Padre arrastra problemas con su rodilla desde el pasado mes de febrero. Un hecho que ha limitado su agenda pública y le ha llevado a suspender el viaje previsto a la República del Congo y Sudán del Sur. De cómo aproveche estas primeras semanas de julio para reposar y continuar con la rehabilitación de la rodilla depende que pueda viajar a Canadá a final de mes. El Papa acostumbra a disfrutar sus vacaciones en julio, donde no mantiene audiencias oficiales, por lo que tiene una oportunidad de oro para concentrarse en la recuperación.
El problema del dolor de rodilla del Papa es que no se trata de un síntoma aislado. Algunos doctores lo vinculan a la ciática que le lleva a caminar con dificultad desde hace años, con la consecuencia de cargar la rodilla. De momento, el obispo de Roma no se muestra dispuesto a operarse y ha preferido el reposo, permanecer tiempo en silla de ruedas, y la rehabilitación. Un tratamiento que le ha permitido una ligera mejoría en la última semana. ¿Será suficiente? Lo sabremos a final de mes, en caso de que pueda viajar a Canadá.

3. La guerra en Ucrania

Su Santidad se ha empeñado desde el primer momento por ayudar a Ucrania, al tiempo que ha buscado no cerrar las puertas al diálogo con Rusia. Una postura que algunos tachan de «ambigua», pero que tiene como único objetivo el conseguir un acuerdo pactado y evitar el derramamiento de sangre inocente. Como señal de apoyo a la población, el Papa había declarado su disposición a viajar a la capital del país si eso puede ayudar a la resolución de la guerra. Una delegación del gobierno de Ucrania ha viajado a Roma para negociar la posibilidad del encuentro, pero la realidad es que no se ha materializado.
Más allá de la visita a Kiev, que supondría un gesto importante de apoyo, lo que busca el Papa Francisco es terminar con la lucha armada. ¿Cuál es la forma más eficaz? En su opinión, la solución no pasa por una escalada de armamentos que extienda el conflicto durante más años. Por ello, el Papa sigue explorando todas las vías diplomáticas posibles.
Comentarios
tracking