25 de septiembre de 2022

El Papa Francisco junto al jefe del Departamento de Relaciones externas del patriarcado de Moscú, durante las conclusiones del congreso de líderes mundiales en Kazajistán

El Papa Francisco junto al jefe del Departamento de Relaciones externas del patriarcado de Moscú, durante las conclusiones del congreso de líderes mundiales en KazajistánAFP / EFE

Viaje apostólico a Kazajistán

El Papa y otros líderes religiosos claman contra la guerra

En su declaración en Kazajstán instan a «abandonar retóricas agresivas»

Cristianos, musulmanes, budistas y representantes de grandes religiones han elaborado una declaración final en Kazajstán en la que claman contra la guerra y contra quienes «erróneamente identifican el radicalismo y el terrorismo con países o religiones enteras». Por contra, el Congreso de Líderes de Religiones Mundiales y Tradicionales que se ha clausurado hoy, reafirma su compromiso por la paz y la armonía en el mundo.
Tras esta declaración, que deja cada vez más aislada a la Iglesia ortodoxa rusa en su soporte de la guerra, el Papa Francisco ha hecho un discurso ante los líderes religiosos de todo el mundo. A su juicio, «las grandes sabidurías y religiones están llamadas a dar testimonio de la existencia de un patrimonio espiritual y moral común, que se funda sobre dos pilares: la trascendencia y la fraternidad».
El Papa ha remarcado el hecho de que «el extremismo, el radicalismo, el terrorismo y cualquier otra incitación al odio, a la hostilidad, a la violencia y a la guerra no tienen relación alguna con el auténtico espíritu religioso». Por ello, «deben ser rechazados con la más resuelta determinación, han de ser condenados sin condiciones y sin peros». Se trata de un claro mensaje a quienes, como el patriarca ortodoxo ruso, hallan resquicios para justificar la invasión de Ucrania.
El obispo de Roma ha animado a los líderes religiosos a mriar «el bien del ser humano más que a los objetivos estratégicos y económicos, antes de tomar decisiones importantes. Para tomar decisiones que sean verdaderamente grandes, que se mire a los niños, a los jóvenes y a su futuro».
Ante los líderes religiosos de todo el mundo convocados en Nur-Sultán, el Papa Francisco ha asegurado que «en la base al hecho de que el Omnipotente ha creado a todas las personas iguales, independientemente de su pertenencia religiosa, étnica o social, hemos acordado afirmar que el respeto mutuo y la comprensión deben ser esenciales e imprescindibles en la enseñanza religiosa».

«La paz es urgente»

Un día más, el recuerdo de la visita de san Juan Pablo II a Kazajstán en el año 2001, ha estado presente en las palabras de Francisco. Ha querido recordar cómo el Papa polaco aseguró que «todos los caminos de la Iglesia conducen al hombre y que el hombre es el camino de la Iglesia». Tomando como punto de partida ese mensaje, el Papa ha afirmado hoy que «el hombre es también el camino de todas las religiones».
El Papa Francisco ha insistido en que «la paz es urgente, porque cualquier conflicto militar o foco de tensión y enfrentamiento, hoy no pude tener más que un nefasto ‘efecto dominó’». Pero, a su juicio, «la paz no es la ausencia de al guerra, ni se reduce al solo equilibrio de las fuerzas adversarias, ni surge de una hegemonía despótica, sino que con toda exactitud y propiedad se llama obra de la justicia».
Comentarios
tracking