03 de julio de 2022

Un hombre recibe la tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19, en el Hospital Enfermera Isabel Zendal

Un hombre recibe la tercera dosis de la vacuna contra el covid-19 en el Hospital Enfermera Isabel Zendal de MadridEduardo Parra - Europa Press

Covid-19

Los motivos de los españoles para dudar de la dosis de refuerzo

Los ciudadanos vacunados que no quieren ponerse la dosis de recuerdo la rechazan porque consideran que no es necesaria, efectiva o segura

Buena parte de los españoles sigue teniendo dudas sobre la pertinencia de la dosis de recuerdo de la vacuna contra la COVID-19, según ha revelado el barómetro de febrero del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El estudio señala que un 15 % de los encuestados se niega a vacunarse con la dosis de refuerzo, mientras que un 8 % aún no ha decidido si la recibirá.
El último informe de Sanidad muestra que la proporción de españoles que ha recibido el suero de recuerdo es del 50,3 %, una cifra inferior a la que registran países vecinos como Italia (61,1 %) o Portugal (59,5 %). Pese a ello, el CIS sostiene que hasta un 65,7 % de los ciudadanos está dispuesto a recibir la dosis adicional, un porcentaje que sigue lejos del 81 % que cuenta con la pauta de vacunación completa.
El principal motivo que alegan los ciudadanos vacunados para no inocularse el suero de recuerdo es que con la pauta completa ya «debería ser suficiente» (28,3 %), mientras que un 19,4 % pone el foco en los posibles riesgos para su salud o efectos secundarios y colaterales que podría desencadenar. Otra de las respuestas más repetidas en este grupo son la falta de confianza en las vacunas (8,7 %), las dudas sobre su eficacia (6,3 %) y el haber superado la COVID-19 (7 %).
La Comisión de Salud Pública sigue insistiendo en que «la mejor herramienta para controlar la enfermedad grave» por la covid es «administrar la dosis de recuerdo en las personas de 18 o más años». Un estudio de la Generalitat Valenciana, publicado a finales de enero, respalda esta recomendación al revelar que la dosis de refuerzo había evitado el contagio de dos de cada tres sanitarios de la comunidad al elevar la protección contra ómicron al 63 %.
La amplia acogida de la 'tercera dosis' entre los mayores de 50 años (86,4 %) contrasta con los bajos porcentajes de vacunación que se alcanzan por el momento entre las personas de 30 a 39 años (40 %) y de 20 a 29 (30 %), para quienes las autoridades sanitarias aprobaron la administración del suero a mediados de enero.
Por el contrario, el barómetro del CIS revela que existe un mayor consenso en torno a la pertinencia de la vacuna pediátrica, ya que el 80,1 % de los españoles con hijos de entre los 5 y 11 años consentiría su administración.
Comentarios
tracking