01 de octubre de 2022

Alberto Garzón, ministro de Consumo

Alberto Garzón, ministro de ConsumoEFE

Ministerio de Consumo

Garzón pone la lupa sobre la comida a domicilio: 46.000 € en estudiar si los españoles prefieren pizza o hamburguesa

El ministerio de Consumo quiere saber cuál es la oferta, las calorías de los alimentos y las ofertas de las plataformas para conocer cómo se comportan las empresas y los consumidores

El ministerio de Consumo estudiará la oferta de comida a domicilio presente en España. Para ello gastará 45.916 euros en contratar a una empresa para que analice detalladamente la implantación de este tipo de servicio y las preferencias de los consumidores a la hora de elegir entre unos y otros alimentos.
El pliego recoge que en los últimos años el servicio de entrega de comidas a domicilio o delivery ha aumentado a nivel mundial debido a razones como la comodidad, la rapidez del servicio o la variedad de la oferta disponible. Añade que la creciente digitalización de la población y la rapidez con la que se ha extendido el uso de los dispositivos móviles con conexión a Internet ha contribuido también a que muchos ciudadanos se hayan convertido en usuarios de estas plataformas. Además, aseguran que «según diferentes informes y estudios las bebidas y las comidas preparadas altamente procesadas constituyen la mayoría de la oferta en las aplicaciones de comida a domicilio».
El ministerio de Alberto Garzón considera que «no existen suficientes estudios que investiguen la composición y el contenido nutricional de las comidas más solicitadas en la Región de Europa de la OMS» y por este motivo ha comenzado los pasos para iniciar la investigación al respecto.
En concreto, se estudiará la implantación, la estructura y la oferta alimentaria de la comida a domicilio y se elaborará un informe que incluirá, por ejemplo, las 30 opciones favoritas de los españoles. Además, se revelarán los 10 menús «más populares», «favoritos», «recomendados» o que aparecen destacados en cada uno de los agregadores para cada una de las ubicaciones seleccionadas. Para cada uno de ellos se indicará «proveedor o fabricante, nombre del alimento o menú, alimentos que lo integra, peso o tamaño (ej. pequeño, grande, extragrande) y precio». Además, se indicará si está o no disponible la información nutricional, incluyéndola en el informe en el caso de sí estarlo. Por otro lado, se hará un análisis de las ofertas que se incluyen en las plataformas y de los alimentos incluidos como menú infantil.

Las batallas de Garzón

El ministro ha provocado la polémica en varias ocasiones al mostrar las intenciones de su Gobierno de intentar que los ciudadanos consumas productos de uno u otro tipo. Esta misma semana, Garzón atacaba a los alimentos lácteos por su «alto impacto medioambiental».
Así lo afirmó el titular de Consumo durante la presentación del informe de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) sobre recomendaciones dietéticas sostenibles y de actividad física, donde además presentó su departamento como «un ministerio que ha conseguido abrir debates sin inventar nada». «Hemos abierto debates públicos que han permitido a gran parte de la población concienciarse con determinados fenómenos, como el impacto ecológico de determinados productos», apuntó.
Comentarios
tracking