Fundado en 1910

15 de junio de 2024

perro

Si un perro, gato o similar se escapa de casa, podría ser motivo para la imposición de una sanción leveGTRES

Sociedad

La ley animalista multará con hasta 50.000 euros a quien se le escape el perro

La sanción máxima se producirá cuando no se denuncie la desaparición antes de 48 horas

La Ley de Bienestar Animal continúa asombrando con alguna de sus medidas. Conocida por sus detractores como «ley animalista», su anteproyecto fue aprobado el pasado agosto en el Consejo de Ministros, aunque aún se desconoce la fecha para su aplicación.

En el texto se detallan las obligaciones generales con respecto a los animales de compañía y silvestres en cautividad. En el apartado uno del artículo 24 se comienza diciendo que todas las personas «están obligadas a tratar a los animales conforme a su condición de seres sintientes». Lo polémico llega en el apartado dos, donde se detallan esas obligaciones de los dueños.

Además de algunas de sentido común, como mantenerlos en unas condiciones de vida digna o prestar al animal los cuidados sanitarios necesarios para garantizar su salud, también se incluyen otras como «ejercer sobre los animales la adecuada vigilancia y evitar su huida». Más adelante se insiste en «mantener permanentemente localizado e identificado al animal conforme a la normativa vigente».

Por tanto, en caso de que el perro, gato o similar se escape de casa, podría ser motivo para la imposición de una sanción leve, cuya cuantía podría ir desde los 500 a los 10.000 euros. Si, además, no se denuncia esta pérdida o sustracción del animal en un plazo inferior a las 48 horas, «será considerado abandono, salvo prueba de lo contrario», según se especifica en el epígrafe 'g' del artículo 24.

El abandono de uno o más animales se establece como infracción grave, tal y como recoge el apartado k del artículo 82 del anteproyecto. Esto quiere decir que, si no se denuncia la desaparición del animal, será considerado abandono y la multa podría ascender en este caso a una cantidad que variará entre los 10.001 y los 50.000 euros.

Perros pastores

De igual manera, el anteproyecto recoge la obligatoriedad de localizar de forma permanente a los perros pastores, lo que les fuerza a poner un GPS a los animales. Los ganaderos protestan por esta medida y recuerdan que este tipo de dispositivos son costosos y pueden suponer un gasto de miles de euros a quienes tengan varios perros.

El artículo 38 de esta polémica ley no deja lugar a duda: «Los perros de pastoreo o guarda del ganado deberán estar localizados de forma permanente mediante sistemas de geolocalización». En caso de que los ganaderos desoigan esta obligación, la infracción podrá ser considerada leve, lo que conllevaría una multa al dueño de entre 500 y 10.000 euros.

Comentarios
tracking