09 de diciembre de 2022

Miembros de LFI a la puerta del Parlamento francés.

Miembros de LFI a la puerta del Parlamento francés.AFP

Sociedad

Macron se sube al carro de los abortistas y da el primer paso para su blindaje constitucional

Todavía tiene que superar el escollo del Senado, controlado por la derecha francesa

La Asamblea Nacional francesa ha dado un paso más para el blindaje constitucional del aborto tras la aprobación de una iniciativa presentada por la izquierda de La Francia Insumisa (LFI) y consensuada con el partido Renacimiento de Emmanuel Macron.
Con esta decisión, Francia busca responder a la anulación en Estados Unidos del caso Roe vs. Wade que precisamente eliminó el blindaje constitucional del aborto.
Para convertir finalmente el aborto en un derecho constitucional, el Senado –en manos de la derecha– debe aprobar sin cambios la propuesta de los diputados, que a continuación se sometería a un referéndum al tratarse de una iniciativa parlamentaria.
Para agilizar el trámite, Panot, del partido de oposición La Francia Insumisa (LFI, izquierda radical), llamó al gobierno del presidente centrista, Emmanuel Macron, a presentar su propio proyecto de ley, ya que evitaría el referéndum.
El aborto fue despenalizado en Francia en 1975 por una ley promovida por Simone Veil, icono de la emancipación femenina y superviviente del Holocausto. La última modificación fue en marzo para extender los plazos hasta las 14 semanas.
«Es un día histórico que marca una etapa fundamental para el derecho al aborto, para que las mujeres dispongan de su cuerpo, punto y final», dijo el ministro de Justicia, Éric Dupond-Moretti.
Mathilde Panot, jefa de filas de LFI, señaló que esta votación constituye un homenaje también a las mujeres de países europeos como Polonia y Hungría, donde el derecho a la interrupción voluntaria al embarazo está muy restringido.

Temas

Comentarios
tracking