04 de febrero de 2023

Gran Barrera de Coral

La contaminación del mar ensucia sus aguas y los brotes de una especie de estrella de mar, conocida como corona de espinas, han diezmado sus coralesGTRES

La Gran Barrera de Coral, un tesoro natural en peligro

Expertos de la Unesco reclaman que se incluya en la lista del patrimonio mundial en peligro

La especie viviente más grande de la Tierra se encuentra frente a la costa de Queensland, en Australia, y se llama Gran Barrera de Coral. Este ecosistema constituye un tesoro biológico con 2.300 kilómetros de largo compuesto por miles de arrecifes y cientos de islas y habitado por un incalculable número de especies.
Pero como otros muchos bienes del mundo, está en peligro. A pesar de estar considerada Patrimonio de la Humanidad desde 1981, el comité que lo regula ha venido manifestando su preocupación por su estado desde hace doce años. En 2013 estuvo a punto de incluirla en su lista de patrimonio en peligro, pero decidió no hacerlo tras los avances hechos por Australia para proteger la zona, en especial con la adopción en 2015 del Reef 2050 Plan, que establecía un marco de trabajo para la conservación de la barrera.
Ahora, años después, los expertos recalcan que estos planes y estrategias «carecen de objetivos claros contra el cambio climático» y no están completamente implementados, particularmente los referidos a la pesca y la calidad del agua. La Unesco concluye que la Gran Barrera de Coral ha de ser incluida en una lista de sitios del patrimonio mundial en peligro por el daño significativo que ha sufrido por el cambio climático.
«Durante las últimas décadas, y particularmente en los años recientes, la Gran Barrera de Coral ha hecho frente a presiones considerables que amenazan su valor universal», constata un informe realizado conjuntamente por expertos de Unesco y de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.
El informe de la investigación, publicado este lunes por la tarde en París con un retraso de seis meses, hizo diez recomendaciones prioritarias que debían abordarse «con la máxima urgencia». Entre ellas, estaría mejorar drásticamente la capacidad de Australia para garantizar y promover la conservación de la propiedad y conservar su «valor universal excepcional» para las generaciones futuras.
Se hace hincapié, asimismo, en que el ecosistema ha sufrido una serie de eventos generalizados de blanqueamiento de corales que comenzó con el fenómeno meteorológico de La Niña y señala que no se han hecho progresos para alcanzar los objetivos respecto a la calidad del agua. Para ello, es necesario «asegurar una mayor reducción» de contaminantes provenientes de las granjas en los próximos tres años.

Origen y deterioro

Un equipo internacional de investigadores aseguran que la formación de Gran Barrera de Coral está vinculada a un cambio en la magnitud de la subida y bajada del nivel del mar debido a cambios importantes en la retroalimentación climática durante la Transición del Pleistoceno Medio, según publican en la revista Nature Geoscience.
Siglos después, varios factores están contribuyendo a su deterioro. Las olas de calor submarinas y los ciclones han devastado algunos de los 3.000 arrecifes que forman la Gran Barrera. La contaminación del mar ensucia sus aguas y los brotes de una especie de estrella de mar, conocida como corona de espinas, han diezmado sus corales.
Comentarios
tracking