Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

El Ayuntamiento de Barcelona ha limitado el uso de las duchas a una por playa

El Ayuntamiento de Barcelona ha limitado el uso de las duchas a una por playaEFE

Playas

Barcelona restringe el uso de las duchas en la playa por la preocupante sequía

El Ayuntamiento las limita durante el primer tramo de la temporada para ahorrar en el consumo de agua

Una ducha en cada playa. El Ayuntamiento de Barcelona ha limitado el uso de las duchas en el arranque de la temporada de baño, debido al estado de sequía.
El consistorio barcelonés ha informado este viernes de que este mes de abril se ha iniciado la temporada media de baño y ha resaltado que «debido a la declaración de estado de excepcionalidad por sequía hidrológica, sólo hay disponible en funcionamiento una sola ducha por playa».
Son muchos los ayuntamientos que durante los meses estivales se ven obligados a implantar medidas para evitar el derroche de agua, pero el de Barcelona lo decide ya desde este Viernes Santo ante la alarmante situación.
La temporada media abarca del 1 al 10 de abril, todos los fines de semana de abril y mayo y del 18 al 25 de septiembre. A partir del 27 de mayo se iniciará la temporada alta de baño, con la activación del resto de servicios en horario extensivo.

Otras medidas

Esta temporada se empieza a aplicar la normativa de usos deportivos que tiene como objetivo compatibilizar el deporte y la estancia de los usuarios de las playas. Además, se consolidan las playas sin humo, con lo que no está permitido fumar en las playas de la ciudad.
El Ayuntamiento de Barcelona ha limitado el uso de las duchas a una por playa

El Ayuntamiento de Barcelona ha limitado el uso de las duchas a una por playaEFE

Se han destinado zonas para la práctica de deporte libre sin limitación horaria y otras para las actividades organizadas en función de la temporada de playas. Hasta finales de mayo, cuando empieza la temporada alta, los que quieran hacer deporte tienen la mitad de la playa para prácticas deportivas.
Por segundo verano consecutivo, Barcelona tiene 'playas sin humo', por lo que no se permite fumar en la arena ni en el mar. El Ayuntamiento ha iniciado además una campaña con el objetivo de evitar que se fume cerca de la arena, informando a los usuarios sobre la regulación y los efectos nocivos del tabaco sobre la salud. Este año se hará especial énfasis en la suciedad que provocan las colillas en el entorno.

Temas

Comentarios
tracking