Fundado en 1910

15 de abril de 2024

Personas admirando la Plaza de España, en una imagen de archivo

Personas admirando la Plaza de España, en una imagen de archivoEduardo Briones | Europa Press

El Gobierno rechaza el cierre de la Plaza de España y critica la «deslealtad» del Ayuntamiento de Sevilla

Pedro Sánchez tacha de «arbitrario» el planteamiento del alcalde de Sevilla y critica su «deslealtad»

El delegado del Gobierno central en Andalucía, Pedro Fernández, ha manifestado este lunes que no comparte el planteamiento «arbitrario» del Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el 'popular' José Luis Sanz, de cerrar el conjunto monumental de la Plaza de España, y cobrar una entrada a los turistas.
En unas declaraciones difundidas a los medios de comunicación, Fernández ha explicado que hasta el momento, ni la Delegación del Gobierno central en Andalucía ni la Subdelegación del Gobierno, ambas entidades con sede precisamente en el edificio de la plaza de España, tienen comunicación «oficial» por parte del Ayuntamiento respecto a esta «decisión del cierre» de este emblemático espacio público e icono turístico.
El Ayuntamiento, titular del espacio de la plaza comprendido entre los bancos de las provincias y la balaustrada, planea proponer al Estado un convenio para cerrar por completo este recinto monumental y cobrar a los turistas una entrada de la que estarían exentos los empadronados en Sevilla y los nacidos en la capital y en la provincia.
Los ingresos de taquilla, según la idea del Gobierno local del PP, se repartirían con un 75 % para las arcas municipales y un 25 % para el Estado, propietario de la galería y del edificio, garantizando el libre acceso ciudadano a las dependencias estatales del complejo, que alberga las sedes de la Delegación del Gobierno en Andalucía, de la Subdelegación, de los servicios de Extranjería, de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) o del Cuartel General Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra.
Pedro Fernández, en ese sentido, ha avisado de que no comparte el concepto de cerrar una plaza ideada hace ya casi cien años como «un abrazo a Iberoamérica, una apertura al mundo». Además, ha alertado de que se trata de una «decisión arbitraria que no se puede llevar a cabo sin contar con el Gobierno, titular del edificio y de la galería, que tiene acceso directo a la plaza».
Así, ha criticado esta «deslealtad absoluta» del Gobierno local al Estado, sobre todo porque una medida así «afecta directamente a la ciudadanía» que acude a las dependencias estatales de la Plaza de España «a recibir un servicio público».
Comentarios
tracking