Fundado en 1910

15 de junio de 2024

agua

Caño de aguaEFE

España agota este lunes todos los recursos naturales que le corresponden para este año

Nuestro país entra en «déficit ecológico», es decir, ha consumido más de lo que la Tierra puede regenerar en ese tiempo

España ha consumido ya todos los recursos naturales que le corresponden para este año este lunes, 20 de mayo, conocido como el Día de Sobrecapacidad de la Tierra en España, también denominado 'Overshoot Day' a nivel mundial. Coincidiendo con esta fecha, la organización Amigos de la Tierra subraya la urgencia de transformar el modelo actual de producción y consumo y pide al Gobierno implementar medidas para reducir el uso de recursos naturales.

El Día de la Sobrecapacidad de la Tierra, calculado por la Global Footprint Network, marca el momento en el que se han consumido todos los recursos naturales asignados para un año. En España, esto ocurre el 20 de mayo. Esto implica que, a partir de este día, la sociedad española, incluidos todos sus sectores económicos, habrá agotado los recursos naturales, como agua, energía, materias primas y alimentos, que le correspondían para todo el año. A partir de esta fecha, el país entra en «déficit ecológico», es decir, ha consumido más de lo que la Tierra puede regenerar en ese tiempo.

Ante la cercanía del Día de la Sobrecapacidad, Amigos de la Tierra enfatiza la necesidad de revertir el actual modelo de producción y consumo. «Es esencial limitar el uso indiscriminado de materiales y energía para alinearnos con la capacidad regenerativa de nuestro planeta. El sistema actual es insostenible para mantener la vida en la Tierra», señaló Adriana Espinosa, responsable de recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra.

La huella material de la Unión Europea, que incluye la cantidad total de combustibles fósiles, biomasa, metales y minerales utilizados, incluidas las importaciones, duplica los límites considerados seguros y sostenibles, según Amigos de la Tierra. Para la entidad, el modelo actual es injusto y desigual: mientras que los 1.200 millones de personas más pobres son responsables de solo el 1 % del consumo mundial, los mil millones de personas más ricas consumen el 72 %.

«La crisis ecológica y social actual no admite medidas cosméticas. La Unión Europea debe abandonar ya el dogma del crecimiento ilimitado», destacó Espinosa. «Lo utópico es creer que podemos seguir consumiendo al ritmo actual sin consecuencias desastrosas tanto sociales como ambientales», añadió.

En un contexto donde la Unión Europea compite globalmente por recursos, Amigos de la Tierra exige al Gobierno la implementación de medidas para reducir el consumo de recursos minerales y la generación de residuos.

La organización ecologista destaca la necesidad de adoptar un objetivo vinculante para reducir la huella material a nivel nacional, junto con un plan concreto para lograrlo, e implementar la Directiva por el Derecho a Reparar, aprobada por las instituciones europeas en abril de este año, de manera que tenga un impacto real, por ejemplo, a través de incentivos para la reparación.

Además, propone «alargar la vida útil de los productos, facilitar su reutilización y reparación», medidas concretas que ya se pueden adoptar, pero que deben enmarcarse en un cambio de paradigma que deje de desperdiciar recursos naturales y priorice la justicia social y ambiental", concluyó Espinosa.

Comentarios
tracking