10 de diciembre de 2022

Donald Trump y Ken Paxton se han apoyado en su carrera política

Donald Trump y Ken Paxton se han apoyado en su carrera políticaTwitter Ken Paxton

Republicanos

Ken Paxton, el fiscal amigo de Trump que ayuda a Musk a llegar a Twitter

Dio la bienvenida al CEO de Tesla cuando dijo que ahora votaba a los republicanos

Un fiscal republicano con solera, de los que le dedican tiempo a sus votantes y no admiten que las empresas privadas se lucren en exceso. Ese es Ken Paxton, el hijo de un militar del ejército de Estados Unidos que nació en la base militar de Dakota del Norte y que tiene un ojo de cada color por un accidente a los 12 años jugando al escondite.
Entre 2003 y 2013 ganó elecciones a la Cámara de Representa de Texas por el Distrito 70. Su defensa de los «valores conservadores» le hizo tener un porcentaje muy alto en cada votación y tuvo el respaldo de la Asociación Nacional del Rifle.
De 2013 a 2015 estuvo en el Senado del Estado de Texas hasta que tuvo suficiente buena prensa como para llegar a fiscal general y comenzar sus batallas particulares siempre en defensa de los valores republicanos.
En este cargo, Paxton demandó el programa de salud (Obamacare) de Barack Obama para que fuera declarado inconstitucional. También batalló contra los gobiernos locales que obligaban a la gente a quedarse en casa durante la pandemia y describió la situación como «orwelliana». No le tembló la mano al demandar a Austin por prohibir comer y beber en interiores. Convenció a los legisladores de Texas para que invirtieran en la unidad de policial de trata de personas hasta conseguir que no hubiera una sola denuncia en 2019 y cuatro en 2020.
Paxton persiguió las leyes de Obama hasta tal punto que puso contra las cuerdas al propio Trump, uno de sus grandes apoyos, para que derogase la ley que permitía a los inmigrantes indocumentados tener hijos con nacionalidad estadounidense.

Apple y Google

También ha litigado contra las empresas privadas. Paxton y otros 33 fiscales acusaron a Apple de violar las leyes antimonopolio al conspirar con los editores para engordar el precio de los libros electrónicos. Apple acabó pagando 400 millones de euros a los consumidores y 20 a los estados por los costes legales.
También se involucró en la demanda conjunta contra Volkswagen y pidió que se pagara al estado de Texas 50 millones de dólares por el escándalo de las emisiones.
Una de sus batallas más brillantes fue contra un grupo ateo que buscaba detener la lectura de oraciones religiosas antes de las juntas escolares. Aseguró que «hay una discriminación anticristiana en Texas». Y, por supuesto, también ha luchado contra las políticas abortistas.

Paxton es un habitual de Twitter con una cuenta de casi 200.000 seguidores donde dio la bienvenida a Musk al voto republicano

Su penúltima batalla fue contra Google en enero de 2022. Acusó a la empresa de rastrear la ubicación de los usuarios sin aprobación. Un «engaño sistemático» como lo calificó en su escrito que enviaba anuncios dirigidos al consumidor y obteniendo «enormes ganancias de los datos personales recogidos indebidamente».
Paxton también es un habitual de Twitter con una cuenta de casi 200.000 seguidores donde dio la bienvenida a Musk al voto republicano. Ahora ha publicado que «si Twitter ha subestimado su número de cuentas de bot falsas, estos números podrían haber tenido un impacto negativo en los consumidores y empresas de Texas. Necesitamos más información, por eso inicié una investigación para obtener las respuestas que necesitamos».
Es el ariete de Musk para tomar Twitter. El polémico fiscal republicano hará las veces de anfitrión en el lado republicano de la vida norteamericana, donde Musk quiere asentarse o, al menos, hacer negocio.
Los republicanos han aplaudido su llegada a Twitter para evitar la censura y quieren ponerle fácil el camino.
Comentarios
tracking