05 de diciembre de 2022

Diana Morant, junto a los astronautas españoles de la ESA, Pablo Álvarez y Sara García.

Diana Morant, junto a los astronautas españoles de la ESA, Pablo Álvarez y Sara García.EFE

Ciencia

España destinará 1.500 millones para reforzar su posición en la Agencia Espacial Europea

La ESA ha acordado un presupuesto de casi 17.000 millones para los próximos tres años

Sensaciones agridulces en la Agencia Espacial Europea (ESA) tras la reunión de los ministros de Ciencia de los estados miembros. Este organismo ha conseguido acordar un presupuesto de casi 17.000 millones de euros para los próximos tres años, una cantidad interesante para seguir en la carrera espacial pero que no han llegado a los 18.500 millones previstos inicialmente. España, por su parte, aumentará su contribución con 1.500 millones anuales.
Se trata de un aumento de los 250 millones a los 300 anuales, con los que España espera que se traduzca en mayores oportunidades para las empresas españoles y que aumente la capacidad del país para liderar programas.
De momento, nuestro país liderara la misión ARRAKIHS, cuyo principal objetivo es el estudio de la materia oscura del universo que, de acuerdo con diferentes observables cosmológicos, podría ser hasta cinco veces más abundante que la materia ordinaria. Debido a sus propiedades, su detección directa es muy compleja y, por ahora, solo somos conscientes de su existencia a través de sus efectos gravitatorios.

Financiación de la ESA

Las actividades de la ESA se dividen en dos categorías de programas: los obligatorios y los opcionales. Entre los obligatorios se encuentran aquellos del programa científico e incluyen actividades básicas como estudios de futuros proyectos, investigación en tecnología o programas de formación.
Los países miembros contribuyen a estos programas obligatorios en función de su renta RNB. Los programas opcionales, en cambio, son de interés únicamente para ciertos estados y tienen libertad para decidir su nivel de implicación.
Estos programas abarcan áreas como la observación de la Tierra, telecomunicaciones, navegación por satélite y transporte espacial. La Estación Espacial Internacional y la investigación en microgravedad también se financia con estas contribuciones voluntarias.
Así, en el año 2020, España aportó 249,5 millones, por detrás de Francia (1.311,7 millones), Alemania (981,7 millones), Italia (665,8 millones) y Reino Unido (464,3 millones).
Comentarios
tracking