Fundado en 1910

21 de abril de 2024

El supercomputador MareNostrum 5

El supercomputador MareNostrum 5BSC-CNS

Entrevista

El superordenador español MareNostrum 5 «permitirá diseñar nuevos fármacos y generar nueva energía»

El director de operaciones de la máquina, Sergi Girona, explica sus capacidades y rasgos diferenciales a El Debate

El pasado 21 de diciembre se inauguró en Barcelona el nuevo supercomputador europeo MareNostrum 5, «una de las máquinas más completas y versátiles del mundo al servicio de la comunidad científica y la única con dos sistemas en la lista de los 20 supercomputadores más potentes del planeta», según lo define la página web del Barcelona Supercomputing Center (BSC), el centro de supercomputación en el que se aloja.
El 5 es el último y más potente de la saga de superordenadores españoles MareNostrum, que se remonta al año 2004. Con un coste total de 202 millones de euros, representa la mayor inversión que ha hecho Europa en una infraestructura científica en España. Cuenta con 4.500 chips, cada uno con el doble de potencia que el primero de la estirpe; y un rendimiento total máximo de 314 petaflops, lo que equivale a la capacidad de realizar hasta 314.000 billones de cálculos por segundo.
«Las capacidades y versatilidad de este nuevo supercomputador serán fundamentales para dotar a Europa de la tecnología más avanzada en el ámbito de la supercomputación y acelerar la capacidad de investigar con inteligencia artificial, permitiendo nuevos avances científicos que ayudarán a resolver desafíos globales», reseña la web.
Sergi Girona, director de operaciones del BSC, nos habla sobre su funcionamiento y capacidades.
–El ordenador permitirá el desarrollo de gemelos digitales de la Tierra y del cuerpo humano, la búsqueda de nuevos tratamientos contra enfermedades como el cáncer, así como de nuevas fuentes de energía y de nuevos materiales; y el diseño de ciudades más saludables y sostenibles. ¿Me olvido de algún otro cometido?
–No, esos son las que tienen una relevancia más importante, pero no eliminamos ninguno de los anteriores. Es decir, los investigadores seguirán trabajando con la máquina para entender mejor cómo se creó el universo, para entender mejor la fabricación de aviones y de coches, y lo harán de hecho con mayor resolución. Ahora, sin embargo, se incorporan estos que has mencionado, que antes no se podían hacer: generar nueva energía a través de la fisión del plasma, simular el comportamiento de un determinado cuerpo humano cuando le das un nuevo fármaco…
–Aparte de esto, ¿en qué se distingue este MareNostrum de los anteriores?
–Lo primero que haría es una diferenciación en la procedencia de la financiación. Todos los anteriores eran propiedad de España. Los pagaban conjuntamente entre la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de España a razón de 60-40 %, respectivamente. Esta máquina, sin embargo, la paga Europa a través de la Comisión Europea en un 50 % y en otro 50 % entre España, Turquía y Portugal dentro de una iniciativa global que busca proveer a Europa de mayores capacidades científicas y competitivas. Desde el punto de vista científico, la nueva máquina, como ya digo, es capaz de hacer cosas que las anteriores no podían.
–¿Cómo contribuye este ordenador al ecosistema global de supercomputadores?
–Con esta iniciativa EuroHPC, este es uno de los tres superordenadores de prexascala de Europa. Entre los tres dan una potencia de cálculo con diferentes tecnologías para poder abordar estos problemas, y entre todos permiten a los investigadores europeos competir a nivel mundial con iguales capacidades o más. Europa tiene tres máquinas entre las diez más potentes del mundo.
Sergi Girona

Sergi GironaBSC-CNS

–¿Cuáles han sido los hitos y avances más importantes logrados gracias a la saga MareNostrum?
–La lista es innumerable. Nosotros cada semana vamos publicando en las redes sociales los resultados científicos de diferentes proyectos. Tendría que dejar cosas fuera, pero no sé... Con esto nosotros hemos dado soporte a la misión Gaia de la ESA, con la que se ha logrado construir el mapa tridimensional del universo. Hacemos simulaciones de forma continua del CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) con diferentes experimentos para encontrar nuevas respuestas a los problemas de los físicos. También se ejecutaban simulaciones cada día para determinar la calidad del aire tras la erupción volcánica de La Palma, prever lo que ocurriría en los días sucesivos y que de esa forma las autoridades pudieran anticiparse. Hay infinidad de trabajos que se hacen.
–¿Cuántos proyectos hay programados ahora mismo para la nueva supercomputadora?
–El acceso es por convocatorias y de carácter competitivo. Es un acceso que se hace por evaluación por pares, es decir, por gente externa al BSC que es experta en las mismas áreas de los proyectos que se presentan. Los proyectos están todavía por enumerar. Hay algunos, como los del propio BSC, que ya está claro que van a participar porque el BSC tiene acceso a parte de la tecnología, y entre ellos están estos que hemos mencionado de energía, del cuerpo humano o de las ciudades. Pero estas convocatorias se resolverán a medida que pase el tiempo. Esperamos que el número anual de proyectos esté entre los 500 y los 700.
–Muchos de ellos simultáneos, claro.
–Sí; cada uno tendrá una parte de la máquina, o habrá alguno que durante un tiempo la necesite en su totalidad.
–Y también habrá proyectos que la necesiten más tiempo que otros, entiendo.
–Sí, habrá proyectos que necesitarán, por ejemplo, hacer la predicción de la distribución de aire por la península o por Europa cada día de 03:00 a 07:00. Pues durante toda la vida de la máquina esa operación estará ejecutándose, porque se necesitan esos datos para hacer otras simulaciones. Pero en cambio habrá otro proyecto que necesitará hacer una simulación muy grande durante cinco días, porque quieren ver qué pasará cuando pongamos en marcha el ITER (Reactor Termonuclear Experimental Internacional) y tiene que calcular de qué materiales tiene que estar hecha la pared o qué contiene el plasma para garantizar que no se rompe, por ejemplo. Entonces esas serán dos o tres simulaciones muy puntuales pero muy grandes, que consumirá muchos recursos en ese espacio de tiempo.
Comentarios
tracking