Fundado en 1910

14 de abril de 2024

Dos primates sobre las ramas de un árbol

Dos primates sobre las ramas de un árbolBrake/Sunset

La ciencia descubre el motivo genético por el que los humanos no tenemos cola

Un cambio genético en uno de los ancestros primates ha sido identificado como el factor clave que llevó a que una parte de esta familia biológica no desarrolle la característica

Un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York ha terminado con el enigma que rodea la misteriosa pérdida de cola en los ancestros humanos hace unos 25 millones de años. Este hallazgo, publicado en la prestigiosa revista científica Nature, ofrece una visión sin precedentes sobre los eventos genéticos que dieron forma a la evolución humana y arroja luz sobre un cambio anatómico fundamental que distingue a los humanos de sus parientes primates.
Contrario a la creencia común de que la evolución es un proceso gradual, el estudio sugiere que la desaparición de la cola en los ancestros humanos fue un evento relativamente repentino en términos evolutivos. Los investigadores realizaron un análisis exhaustivo del ADN de humanos, simios sin cola y monos con cola, revelando una intrigante conexión genética entre estos grupos. En particular, identificaron una inserción de ADN común en simios y humanos, pero notablemente ausente en los monos.
Este descubrimiento clave se centró en el gen TBXT, donde un fragmento de ADN conocido como elemento Alu provocó cambios genéticos que condujeron a la pérdida de la cola en los ancestros humanos y otros simios hominoides. El Dr. Itai Yanai, director científico de los Laboratorios de Bioinformática Aplicada de la Universidad de Nueva York, comentó sobre la importancia de este hallazgo, afirmando que «es sorprendente cómo un cambio genético tan pequeño puede tener un impacto tan significativo en la anatomía».
Para validar sus descubrimientos, los investigadores llevaron a cabo experimentos con modelos de ratones en los que manipularon la expresión del gen TBXT. Los resultados fueron sorprendentes, mostrando una variedad de efectos que van desde colas más cortas hasta la ausencia total de ellas en los ratones modificados genéticamente. Estos experimentos proporcionan una prueba convincente de la influencia del gen TBXT en el desarrollo de la cola y respaldan la teoría propuesta por el equipo de investigación.

La importancia del estudio

El Dr. Yanai añadió que «este estudio proporciona una comprensión más profunda de cómo pequeños cambios genéticos pueden desencadenar cambios anatómicos importantes a lo largo de la evolución». Además, subrayó la relevancia de este descubrimiento para la comprensión de la biología humana y la evolución de nuestra especie.
Así las cosas, este estudio representa un enorme avance en el campo de la genética evolutiva, ofreciendo nuevas perspectivas sobre la evolución humana y proporcionando una explicación convincente para lo que hasta ahora era un gran misterio.
No obstante, ciertas ventajas evolutivas pueden acarrear repercusiones negativas en otros aspectos. En el estudio de los ratones genéticamente modificados, los investigadores notaron un ligero aumento en los defectos del tubo neural, una estructura crítica en el embrión responsable de la formación del sistema nervioso central.
Este hallazgo plantea la posibilidad de que la pérdida de la cola esté vinculada a un problema contemporáneo en los humanos: la espina bífida, un tipo de defecto del tubo neural que resulta en un desarrollo insuficiente de la columna vertebral en el útero. Sin embargo, los autores del estudio reconocen que aún queda mucho por investigar para dilucidar completamente esta hipótesis.

Temas

Comentarios
tracking